Posibles efectos de una crisis mundial en Colombia

Posibles efectos de una crisis mundial en Colombia

02 de octubre 2008 , 12:00 a.m.

A los gobiernos les corresponde dar partes de seguridad y al mismo tiempo advertir sobre los peligros de una situación incierta. Ambos mensajes los ha dado el Ministro de Hacienda. Dijo que Colombia está bien en muchos aspectos y que posiblemente puede aguantar una eventual crisis financiera internacional, pero también ha advertido que dicha crisis tendría serias consecuencias sobre la estabilidad y las perspectivas de crecimiento de nuestra economía.

Posiblemente, cuando esta columna sea publicada, la Cámara de Representantes de los Estados Unidos ya habrá decidido si aprueba o no el paquete de rescate del sistema financiero y estará despejada por lo menos esa fuente de incertidumbre. Quedaría por ver si con esta fórmula se logra restablecer la confianza y evitar los desenlaces más indeseables de la crisis y la derretida de Walll Street. No se sabe tampoco cuán duraderos serán los efectos de lo que ya ha ocurrido ni qué impacto tengan sobre el mercado de crédito, el ahorro y el consumo.

Resulta increíble pensar que hay una remota posibilidad, pero real, de que la Cámara de los Estados Unidos se enrede en disputas partidistas, cálculos electorales o en temas ideológicos y no saque adelante el programa de auxilio para el sistema. Los políticos, como los poetas, están dispuestos a sacrificar un mundo por una trivialidad y a invocar razones o valores superiores para justificar sus acciones imprudentes.

Los índices de bolsa cayeron esta semana más de 40 por ciento en once países, entre los que se destacan Islandia, Pakistán y Rusia, que sufrieron pérdidas superiores al 50 por ciento, y China e India con pérdidas cercanas al 49 por ciento. Colombia, los Estados Unidos y Canadá están en el grupo con pérdidas inferiores a 20 por ciento (nunca tan bien como Marruecos, cuya bolsa solamente perdió el 2 por ciento de valor o Jordania, que ganó un punto).

En la mayoría de los países europeos y en Japón, las bolsas perdieron entre el 21 y el 40 por ciento de su valor. Probablemente van a tardar años en recuperarse completamente. Japón lleva 19 años desde que se produjo su crisis bancaria. Su congreso se abstuvo de actuar entonces para no favorecer a los "gatos gordos" que habían llevado al sistema a la ruina. Algunos le atribuyen a esa falta de acción que el índice de la bolsa de Tokio esté todavía deprimido y la prolongada recesión que siguió a la crisis.

En el caso particular de Colombia, una crisis financiera restringiría severamente el flujo de crédito hacia Colombia. Aunque el Gobierno ha logrado mejorar su situación financiera y en condiciones normales no tendría dificultad para financiar cerca de US$ 1.500 millones que necesita, pueden presentarse situaciones de mercado en que esto no sea posible. El sector privado también tendría que ajustar sus planes de gasto e inversión por limitación de crédito y se vería afectado por restricciones de crédito comercial.

El flujo de inversión extranjera sería inferior al de los últimos años, por esa misma razón. Dichos flujos, conjuntamente con las remesas de colombianos en el exterior, financian el déficit de cuenta corriente, que es del orden de 2,3 puntos del PIB. Una probable reducción de las remesas y de la inversión crearía dificultades para financiar este déficit en un mercado financiero restringido. Por otra parte, las exportaciones, que han experimentado un tremendo auge gracias a los altos precios de petróleo, carbón, níquel, café y a la demanda de Venezuela, podrían regresar a niveles de 2004 o 2005.

Si todo esto pasara, se tendría que devaluar aceleradamente y podría haber una restricción de divisas para importar. Colombia está bien preparada para manejar una crisis con esas características y posiblemente se sobreponga a ella, pero el riesgo de la economía ha aumentado significativamente. Este escenario puede principiar a desarrollarse esta misma semana, si no aprueban el rescate financiero.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.