'No pude ni hablar': Fabio Duarte, papá, tras el título mundial que logró el mayor de sus 10 hijos

'No pude ni hablar': Fabio Duarte, papá, tras el título mundial que logró el mayor de sus 10 hijos

"Había pasado (celebrar una victoria de su hijo), pero de un momento a otro que gane un oro así pues imagínese, eso es fabuloso...", dijo acerca del triunfo en Sub-23 de ruta de Mundiales de Ciclismo.

29 de septiembre 2008 , 12:00 a. m.

Y eso logró hacerlo tres días después del histórico triunfo de su hijo mayor. En ese instante, apenas pudo hablar. "Eso yo lloré... Estaba haciendo un trabajo, me pasaron una llamada de Guaduas y la transmitieron y cuando él dijo 'que a mi papá y a todos los colombianos' imagínese... No pude hablar ni nada de la felicidad. Él me llamó como a la hora de que ganó. Lo felicité, le di gracias a Dios por haberle dado ese triunfo, le dije que aquí en Colombia estábamos todos muy felices por esa victoria, que hubo amigos que lloraron y todo eso. Así, le comenté como estaba todo aquí. Él estaba más tranquilo. Yo sinceramente no pude hablar porque se me hizo fue un nudo en la garganta y no podía decir nada. Él me hablaba y yo casi no le escuchaba. Al final le dije que tenía mucha felicidad, me tocaba respirar profundo para hablarle", contó don Fabio.

 "Sueño con regalarle una finca a mi papá, a don Fabio. Él es administrador de un terreno, pero espero que alguien me ayude para conseguirle una pequeña finca para que se dedique a cultivar. Siempre he querido regalarle una", le dijo Fabio Duarte a El Tiempo, pocas horas después de haber ganado la medalla de oro en la prueba Sub-23 de ruta de los Mundiales de Ciclismo que se disputan en Varese, Italia.

Usted, su hincha más fiel, ¿esperaba un título mundial tan rápido?

Yo sé las condiciones que él tiene. Esperaba que ganara tarde o temprano porque él tiene un futuro muy grande y yo se lo he dicho. Él va a ser un ciclista diferente y yo lo quiero ver en lo alto. Pero le he dicho también: mijo, primero la humildad porque muchas veces la plata no es todo.

A él le preocupa conseguirla para darle una finca...

Yo en la finca que estoy llevo 18 años (en Funza). De mi trabajo lo saqué adelante a él, porque cuando llegamos él apenas tenía cuatro añitos, y a los otros nueve hermanos. De ellos, tres son ciclistas. Pero los otros son menores, uno de 17 y otro que apenas va a cumplir 16. La mamá no sé a dónde está, ella se fue y Fabio tenía unos pocos meses y me lo dejó. Con mi señora ahora tengo siete hijos. Dios quiera que esa posibilidad de la finca se pueda dar. Aquí no hemos vivido tampoco con lujos pero a ellos gracias a Dios no les ha faltado nada y no han tenido que aguantar.

Usted, que ya es papá de un campeón, ¿qué aconseja?

Apoyar a los hijos, a ellos hay que apoyarlos hasta lo último porque al comienzo a un pelado no lo ven, el único que está con ellos es uno porque uno que ve el talento y se sacrifica hasta que los saca. Ya después cuando se llevan a cierta altura comienzan a verlos, a llegarles los patrocinios y todo eso. Pero antes uno tiene que sacrificarse para poderlos sacar adelante.

¿Qué más espera de Fabio?

Aquí siempre hemos querido verlo corriendo un Tour, un Giro, representándonos allá. Pero ahorita estamos muy contentos, es fabuloso que le lleguen los triunfos pronto. Pero lo importante es que él sepa llevar muy bien ese título. Gracias a Dios ahora a uno le llega la recompensa.

Jenny Gámez
Redacción de Deportes

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.