Argentina cobra más caro a turistas extranjeros, en contra de la ley

Argentina cobra más caro a turistas extranjeros, en contra de la ley

Pese a que una legislación prohibió cobrar mayores montos a visitantes extranjeros, Argentina les da precios diferenciados en hospedajes, tiquetes, restaurantes y hasta en clases de tango.

29 de septiembre 2008 , 12:00 a.m.

Mientras que algunos hoteles de Buenos Aires poseen una tarifa para visitantes de países de América Latina y otra para turistas de otras naciones, otros hospedajes ofrecen habitaciones a menor precio para argentinos.

La diferencia se extiende también a los parques nacionales, como el de Iguazú que, con sus imponentes cataratas, se constituye como uno de los lugares más visitados del país suramericano.

La división de Informes de este parque indicó que el precio para argentinos (adultos) es de 4,47 dólares (unos 8.940 pesos colombianos), para los visitantes del Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) de 7,3 dólares (14.600 pesos) y para el resto de los turistas extranjeros, de 12,7 dólares (25.400).

Lo mismo ocurre con los vuelos. Un pasaje a Iguazú, por ejemplo, cuesta unos 287,5 dólares para argentinos (575.000 pesos) y unos 479,2 dólares (958.400) para extranjeros, según informaron funcionarios del área de Servicio al Cliente de Aerolíneas Argentinas.

"En marzo pasado se modificó la Ley nacional 24.240 de defensa del consumidor, a la que se le sumó un artículo que dice que, sobre los consumidores extranjeros, no se puede ejercer diferenciación alguna en los precios, calidades técnicas o comerciales", advirtió, Susana Andrada, del Centro de Educación al Consumidor.

Explicó al diario Clarín que "sólo se autorizan excepciones" y que "los precios tienen que estar expresados en pesos, no en dólares, a menos que se trate de objetos de arte o paquetes turísticos".

"En los locales de artículos para turistas, como ropa de cuero, suelen poner el valor del producto sin aclarar el tipo de moneda. Según el comprador, le dicen que son pesos, dólares o euros", manifestó Andrada. El periódico precisó que también se ofrecen en Buenos Aires clases de tango a 22,3 dólares (44.600 pesos) para argentinos y a 47,9 dólares (95.800) para extranjeros y que, en los restaurantes, los montos también pueden variar según el origen del comensal.

"No es novedad que los ciudadanos de la ciudad paguen menos que los turistas", opinó el peruano Carlos Ferandiz, de visita en Buenos Aires.

A comienzos de 2002 finalizó la política cambiaria de paridad entre el peso y el dólar, que hacía de Argentina un país caro. El número de visitantes aumentó considerablemente y la industria turística subió como la espuma.

El año pasado la llegada de turistas extranjeros a Argentina creció un 15 por ciento, hasta los 2,2 millones de visitantes, principalmente procedentes de Brasil, Estados Unidos, Chile, España e Italia, según las estadísticas oficiales.

Con ingresos por 4.173,2 millones de dólares durante 2007, el turismo se convirtió en la tercera fuente de divisas para el país y supera a las exportaciones tradicionales como las agropecuarias.

BUENOS AIRES

Efe

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.