Hino, división de camiones de Toyota, inauguró una planta de ensamblaje

Hino, división de camiones de Toyota, inauguró una planta de ensamblaje

Funcionará en Cota, Cundinamarca y será la primera ensambladora de la marca en Latinoamérica. Será el centro de exportaciones para la región

26 de septiembre 2008 , 12:00 a.m.

Hino, división de camiones de Toyota, inauguró en Cota, Cundinamarca, la primera ensambladora de la marca en Latinoamérica. Será el centro de exportaciones para la región.

Apostándole a un futuro que muchos ven enredado y olvidándose de las cuestionables medidas gubernamentales que han ocasionado un enorme descenso en la venta de camiones durante este año, Hino implementó la cuarta planta de ensamble de en el país y la primera de esta marca de camiones en Latinoamérica.

Ubicada en la población de Cota, Cundinamarca, en la salida occidental de Bogotá y con un área construida de 15 mil metros cuadrados, está ensambladora cuenta con una moderna línea de montaje equipada con herramientas y equipos totalmente nuevos cuya inversión total sobre pasó los 40 mil millones de pesos. De esta forma, tendrá la capacidad de armar 8 mil vehículos por año, aunque las proyecciones durante 2009 estiman alcanzar los 4 mil mientras se terminan las ampliaciones necesarias para tener dos turnos de trabajo.

Semejante inversión y desarrollo no sólo es un voto de confianza en el futuro del mercado local, sino también la proyección de crecimiento exportador para la región, ya que el 60 por ciento de esta producción, que incluye camiones pequeños y medianos, se exportará en principio hacia Perú, Ecuador y Centroamérica.

Este año se ensamblarán los vehículos que pertenecen a la serie 500 (medianos), que son camiones con una capacidad de carga entre los 7 mil y los 12 mil kilogramos con diferentes configuraciones de carrocería como volquetas, tracto camiones y furgones.

A comienzos de 2009 estarán también en producción los modelos ligeros que corresponden a camiones con capacidades entre las 3.2 y las 6 toneladas y que la marca denomina Dutro o serie 3000.

De hecho, la marca japonesa aprovechó esta presentación para hacer el lanzamiento de dos vehículos nuevos, un camión ligero y uno pesado. El primero es el Dutro Max que tiene un motor de 148 caballos de potencia y al que se le amplió la distancia entre ejes para ponerle una carrocería más grande y aumentar así su capacidad de carga a 6 toneladas, lo que lo convierte uno de los más grandes de su segmento.

El otro es un fuera de serie, pues está destinado a ser usado fuera de las carreteras. Denominado como ZS, este es un peso pesado de la serie 700 destinado principalmente a trabajos de minería pues tiene un motor de 414 caballos de potencia y una capacidad de carga superior a las 30 toneladas.

Ambos aparatos, como todos los demás del portafolio, serán comercializados por la red nacional de la firma Praco-Didacol, empresa colombiana que acompaña la sociedad japonesa en este proyecto.

De esta forma, se escribe otro capítulo importante de la industria automotriz pues hace 40 años que no se tenía la puesta en marcha de una ensambladora en Colombia desde Sofasa-Renault.

Ahora solo falta que el gobierno vea esto como una señal de que las compañías están dispuestas a invertir en el país, a pesar de los obstáculos, y así le pongan más frenos al desarrollo de un sector desde donde se construye la economía y el progreso de un pueblo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.