A desinfectar buses de servicio público y carros particulares

A desinfectar buses de servicio público y carros particulares

El hacinamiento y las deficientes condiciones de higiene en los vehículos facilitan la transmisión de enfermedades, dice el autor del proyecto.

26 de septiembre 2008 , 12:00 a. m.

El hacinamiento y las deficientes condiciones de higiene en los vehículos facilitan la transmisión de enfermedades, dice el autor del proyecto. 

En poco tiempo todos los vehículos de transporte público (buses, taxis y sistemas de transporte masivo y transporte escolar), y los particulares que rueden por calles y carreteras nacionales  deberán someterse periódicamente a un proceso de desinfección. 

Para el caso de los vehículos de transporte público, la desinfección se haría cada mes, y en los particulares cada seis meses. Además, las empresas que presten el servicio de control de plagas deberán entregar por cada servicio que presten un certificado a conductores y propietarios. 

Así está previsto en un proyecto de ley radicado en el Congreso de la República por el representante Jorge Enrique Rozo, quien explicó que el objetivo de esta iniciativa es establecer medidas preventivas en materia de salud pública. Los problemas en el transporte público van desde los malos olores, el mal aspecto de muchos de estos vehículos, y sobre todo, dice el autor, las afecciones a la salud producto del hacinamiento de pasajeros. 

¿Llegó a la casa con una mascota nueva (pulga)? ¿Lo agarró un virus al poco tiempo de bajarse un bus? ¿Tiene unas 'ronchas' que no sabe de donde salieron? Según Rozo, "los vehículos en sus diferentes modalidades son  reservorio de toda clase de insectos y  gérmenes  como pulgas, piojos, ácaros, virus, hongos, bacterias y otros parásitos". 

Esto, sumado al hacinamiento y las deficientes condiciones de higiene, facilita la transmisión de enfermedades. En la exposición de motivos, el congresista plantea que las condiciones mínimas de aseo vulneran de manera grave la dignidad y la salud de los usuarios, quienes sufren enfermedades respiratorias de transmisión aérea. 

En otras palabras, explica Rozo, los microorganismos patógenos pueden permanecer suspendidos en el aire durante largos periodos; algunas conservan su poder infeccioso o virulencia, y otros la pierden.  "Las partículas de 1 a 5 micras penetran fácilmente en los alvéolos pulmonares y pueden permanecer en ellos". 

En consecuencia, agrega el congresista, "se muestra que los usuarios del transporte público y particular estarán expuestos a la diseminación y propagación por lo menos de una de las siguientes enfermedades de transmisión aérea: adenovirus en niños, epiglotitis por haemophilus influenzae, estreptocócica grupo A en niños y jóvenes: escarlatina, faringitis y neumonía, herpes zóster o varicela zóster, influenza y meningitis por haemophilus influenzae".

Estos procesos de desinfección ya se dan en países como Paraguay, Argentina y España. En Argentina, por ejemplo, los vehículos de transporte escolar son sometidos a desinfección, antes del inicio de la temporada de clases. 

Allá existen dos clases de control: el primero, a cargo de personal del Departamento de Medio Ambiente y Zoonosis, que colabora con la tarea de fumigación, y el segundo, por la la Subdirección de Transporte, que realiza un control ocular de las condiciones de circulación del vehículo (aseo, licencias y seguros). 

Por todos los argumentos arriba expuestos, Rozo considera que Colombia está en mora de actuar contra esta problemática, aunque por el aspecto de algunos de los usuarios, también se debería pensar en una "desinfectación" para estos ciudadanos, con baño incluido. 

El proyecto de ley iniciará su trámite de cuatro debates en los próximos días, en la Cámara de Representantes.
 

LO QUE PROPONE EL PROYECTO

1. Mejorar la calidad de vida de los usuarios de transporte público y particular, mediante la limpieza, desinfección y desinsectación, de los vehículos, como focos de alto riesgo de transmisión de enfermedades contagiosas, combatiendo pulgas, chinches, vinchucas, moscas, mosquitos, ácaros, cucarachas y otros vectores trasmisores de enfermedades. 

2. Establecer la obligatoriedad del control de insectos y otros agentes transmisores de enfermedades mediante la realización de tareas de desinfección (eliminación de microorganismos patógenos y perjudiciales), y desinsectación (técnicas y métodos dirigidos a prevenir y controlar la presencia de ciertas especies de insectos), de los vehículos de transporte público y particular. 

3. Los vehículos de transporte público deberán realizar obligatoriamente la desinfección y desinsectación una vez por mes.  Los de servicio particular realizaran obligatoriamente la desinfección y desinsectación cada seis meses. 

4.- El Ministerio de la Protección Social tendrá seis meses, una vez se apruebe la ley, para reglamentar el método, técnica y productos que deben utilizar las empresas para realizar la desinfectación y desinsectación. 

5.- Los servicios de desinfección y desinsectación serán efectuados por empresas privadas de prestación de servicios de control de plagas que se encuentren debidamente habilitadas por el Ministerio de la Protección Social. 

El Ministerio de la Protección Social, dentro de los seis meses siguientes a la expedición de la presente ley, reglamentará los requisitos y trámites que deben adelantar las Empresas de Prestación de Servicios de Control de Plagas para obtener la habilitación.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.