8.300 alumnos se benefician de programa que permite arrancar carreras universitarias en grado décimo

8.300 alumnos se benefician de programa que permite arrancar carreras universitarias en grado décimo

El proyecto, que comenzó de manera piloto hace más de un año en 15 colegios públicos acaba de ser ampliado a 60 planteles y de 30 a 50 programas.

25 de septiembre 2008 , 12:00 a.m.

"Uy, profe, esto sí es duro", afirma que le han dicho los alumnos de grados 10 y 11 al secretario de Educación, Abel Rodríguez.

"Pero lo mejor, es que estos muchachos, a pesar de que tienen jornadas más fuertes y exigentes, ya se sienten universitarios. Y un dato más, hemos comprobado que en esos planteles el ambiente escolar es mejor", dice Rodríguez.

Este programa nació ante la preocupación de la administración distrital porque de los 50 mil bachilleres que cada año se gradúan no más de 500 acceden a la educación superior.

Los beneficiarios del programa pueden escoger entre universidades como la Distrital, la Panamericana, el Minuto de Dios y del Tolima.

"Pero el objetivo ahora es que de aquí al 2010, en 60 colegios distritales los muchachos puedan iniciar sus carreras desde 10 grado y que se beneficien por lo menos 30.000 de los programas", explica Rodríguez.

Las carreras que la Secretaría Distrital de Educación incluyó están muy relacionadas con el mercado laboral: mecánica industrial, mecánica automotriz, sistemas, comercio, gestión ambiental, música, danza, teatro, entre otras.

Varios de los megacolegios, ubicados en localidades como Kennedy, Suba, Usme y Tunjuelito, servirán de instalaciones para los 'universitarios'.

Hasta allí llegarán los profesores de las universidades que hacen parte del programa, a darles clases. Los alumnos tienen créditos blandos.

También se dictarán clases en instituciones educativas que no tengan una alta demanda de estudiantes. Esto con el fin de aprovechar más las instalaciones.

Las jornadas de estudio están incluidas dentro de las de sus clases de 10 y 11, cursos que ahora son semestralizados para permitir la perfecta articulación con las carreras.

"Si en la jornada normal estos jóvenes veían cuatro horas de física, ahora son ocho, y eso los obliga a esforzarse más en su preparación, pero lo más importante es que cuando terminen sus estudios podrán salir a buscar trabajo con mucho más aprendido", afirma el funcionario.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.