Clausuran circo mexicano del que escapó elefanta que causó accidente en autopista

Clausuran circo mexicano del que escapó elefanta que causó accidente en autopista

El Circo Unión carecía del plan de manejo que la legislación de México exige para poseer animales salvajes de gran tamaño, según La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

24 de septiembre 2008 , 12:00 a. m.

Además, se confiscaron de forma preventiva diez tigres siberianos y dos elefantes asiáticos que se encontraban en poder de la compañía circense, porque los responsables del circo no exhibieron ante inspectores ambientales el plan de manejo de los animales, además de que las condiciones de seguridad para su manejo no eran las adecuadas, según un comunicado de la Profepa.    

''Se encontró con que los elefantes estaban amarrados a la llanta de un trailer y que las puertas no estaban reforzadas'', señaló un comunicado Indra, de unos cuarenta años y casi cinco toneladas de peso, escapó de su encierro en la madrugada del martes y corrió en dirección a la carretera que une Ciudad de México con la población periférica de Tulancingo.    

A la altura del municipio de Ecatepec, impactó contra un autobús que transportaba a una cuarentena de pasajeros.    

Como consecuencia de la colisión, el conductor del vehículo, de 49 años y llamado Tomás López, perdió la vida y cuatro personas más tuvieron que ser trasladadas a un hospital.    

El autobús cayó sobre una zona pantanosa próxima a la vía, mientras que la elefanta murió en las inmediaciones del siniestro, también a causa del fuerte impacto.    

La prensa local sostiene que la elefanta emprendió la huida, porque se asustó cuando un gato pasó entre sus patas mientras comía.     Ello provocó que la elefanta corriese hacia el portón de su corral y lo abatiese para escapar, sin que su cuidador, de 22 años y con solo un mes de experiencia en el puesto, pudiese evitarlo.     Algunos medios aseguran que Indra arrolló a dos perros y un cerdo en su huida.    

Estudios científicos han probado que los elefantes tienen una mala visión, lo que hace que no distingan con claridad a los animales pequeños que se mueven cerca de ellos y adopten actitudes agresivas cuando uno de estos seres se les acerca.    

En esta realidad se basa la creencia popular de que los paquidermos tienen miedo de los ratones.

EFE y AP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.