'Cerebros' de robo a Cajanal quedaron libres por falta de pruebas

'Cerebros' de robo a Cajanal quedaron libres por falta de pruebas

Para la Fiscalía había argumentos suficientes para condenar por enriquecimiento ilícito a Ómar Cabrera Polanco y Luz Elena de Cabrera. La juez Claudia Castro consideró que evidencias no eras certeras.

23 de septiembre 2008 , 12:00 a.m.

La decisión fue tomada a mediados de agosto pasado por Castro, jueza segunda de Descongestión de Bogotá. Los dos acusados ya están libres. Por el desfalco también investigan a Armando Cabrera Polanco, hermano de Ómar.

La Fiscalía dice que, a punta de tutelas falsas y mandatos de pago inexistentes, el Estado perdió al menos 10 mil millones de pesos y que los Cabrera, todos abogados, idearon esa estrategia.

Pero la jueza Castro no quedó convencida de que Ómar Cabrera y su señora conocieran que algunos dineros que entraron a su patrimonio, como honorarios, provinieran de una tutela falsa por la que Cajanal desembolsó cinco mil millones de pesos.

Esa apreciación va en contravía con la Fiscalía, que dice que a Ómar Cabrera Polanco le correspondió el 30 por ciento de esa plata y que el dinero entró a las cuentas de Luz Elena de Cabrera.

Lista apelación

Por eso le pidió al Tribunal Superior de Bogotá revisar la sentencia y dictó resolución de acusación contra los abogados Armando Cabrera Polanco y Jeiner Guilombo Gutiérrez, a quienes también acusa de enriquecimiento ilícito.

Augusto Moreno, el gerente de Cajanal, le dijo ayer a EL TIEMPO que acompañará a la Fiscalía en la apelación: "Cajanal respeta las decisiones judiciales -dijo Moreno-. Pero en el robo a Cajanal es indudable que había unas estructuras mafiosas de abogados que se lucraron de esas demandas ilegales".

En mayo pasado, la Unidad de Lavado de Activos ocupó con fines de extinción de dominio 116 bienes de los Cabrera y de Guilombo Gutiérrez en Bogotá, Facatativá, Guaduas, Caparrapí, Girardot y Neiva.

"Los bienes fueron sometidos al trámite de extinción -dice la acusación de la Fiscalía-, pues en la investigación se estableció que los señores Cabrera Polanco y Guilombo Gutiérrez incrementaron su patrimonio directamente y a través de interpuestas personas con el dinero producto de las acciones fraudulentas que causaron detrimento patrimonial a Cajanal".

El proceso despegó en diciembre del 2006, cuando el DAS y la Fiscalía incautaron once mil millones de pesos durante allanamientos en Bogotá y Neiva, dinero que presuntamente pertenecía a la Caja.

Armando Cabrera dijo en su indagatoria que el dinero era "producto de una demanda ordinaria que cursó en el Juzgado Tercero Laboral del Circuito de Buenaventura" y que ganó su grupo jurídico.

REDACCIÓN JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.