España reclama a compañía de E.U. todo el tesoro de un buque hundido en 1804

España reclama a compañía de E.U. todo el tesoro de un buque hundido en 1804

El gobierno español dijo haber aportado pruebas del origen español del patrimonio descubierto en el 2007 por la empresa cazatesoros estadounidense Odyssey y reclamó su completa restitución.

23 de septiembre 2008 , 12:00 a. m.

"España presentó ante el tribunal estadounidense de Tampa las pruebas y principios jurídicos" referentes al tesoro que provienen, según Madrid, de la parte de "la fragata de guerra de la Armada español 'Nuestra Señora de las Mercedes'".

Este buque, hundido el 5 de octubre de 1804 al sur de Portugal con una importante carga de monedas de oro y plata, es "un patrimonio histórico, además de constituir la tumba de más de 250 marinos y ciudadanos españoles que murieron" en el naufragio del navío, afirmó el ministerio español de Cultura.

Este fragmento de la nave está protegida por el principio de la "inmunidad soberana" que se aplica a los barcos pertenecientes a Estados así como a sus restos, lo que "prohíbe la perturbación no autorizada o explotación comercial de los mismos".

Odyssey llevó a cabo su búsqueda submarina "en secreto después de haber recibido instrucciones específicas de que estaba prohibida", añade el ministerio.

España reitera su rechazo a las pretensiones de la empresa estadounidense sobre este tesoro y "reclama el retorno a la custodia española de todos los objetos tomados por Odyssey del yacimiento".

La empresa estadounidense volvió a asegurar la semana pasada que no tiene intención de renunciar al tesoro, pero reconoció que otras partes que puedan tener algún derecho sobre él, como el Estado español.

Odyssey había anunciado el 18 de mayo del 2007 el descubrimiento "en aguas internacionales del Atlántico" del mayor tesoro submarino jamás encontrado, compuesto por 500.000 monedas de plata y centenares de objeto de oro.

Sin embargo, Odyssey, que atrajo rápidamente las sospechas españolas, repatrió rápida y discretamente el botín a Estados Unidos desde la colonia británica de Gibraltar, en el sur de España, manteniendo en secreto el lugar del hallazgo.

España sospechó desde el principio que Odyssey podía haber encontrado el tesoro en sus aguas territoriales o en un buque español, e inició distintas acciones judiciales, una de ellas ante un tribunal de Tampa en Florida, donde Odyssey tiene su sede.

MADRID
AFP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.