Gobierno de Chile enviará nota diplomática a Venezuela por expulsión de Human Rigths Watch (HRW)

Gobierno de Chile enviará nota diplomática a Venezuela por expulsión de Human Rigths Watch (HRW)

"Dijimos que íbamos a usar los canales diplomáticos normales y efectivamente vamos a mandar una nota expresando nuestra opinión por lo sucedido", señaló el vicecanciller chileno Alberto van Klaveren.

22 de septiembre 2008 , 12:00 a. m.

Con el anuncio de que Chile reiterará su rechazo a la decisión del gobierno venezolano de expulsar a José Miguel Vivanco, director para América Latina de HRW, tras la presentación de un duro informe de la ONG sobre el estado de la democracia y los derechos humanos en Venezuela, aumenta la tensión entre ambos países.

Al parecer, la reacción del gobierno del presidente Hugo Chávez molestó a los chilenos, que tienen un "muy buen recuerdo de la labor de HRW en la lucha por la democracia y los derechos humanos durante la época de la dictadura" (1973-1990).

"En consecuencia, mal podríamos aprobar lo que ha sucedido en Venezuela", afirmó Van Klaveren.

El vicecanciller, sin embargo, no precisó cuándo se enviará la nota a Caracas, y sólo dijo que sería "oportunamente".

Asimismo, aseguró que los defensores de los derechos humanos "tienen pleno derecho a actuar" en el mundo.

"Los derechos humanos son un tema de preocupación internacional y si hay críticas, esas críticas hay que responderlas y no creemos que la expulsión de quienes expresan las críticas sea el método más aceptable".

Vivanco, de nacionalidad chilena, fue expulsado en la noche del jueves pasado de Venezuela y enviado a Sao Paulo (Brasil), junto con el subdirector de HRW, el estadounidense Daniel Wilkinson, horas después de dar a conocer en Caracas un informe de casi 300 páginas en el que se denunciaba al gobierno venezolano por practicar "políticas que han degradado la democracia".

El reporte, titulado 'Una década del gobierno de Chávez: intolerancia política y oportunidades perdidas para el progreso de los derechos humanos', criticaba al Gobierno por impedir la libertad de expresión, atentar contra los derechos humanos y tener un sistema judicial parcializado, entre otras cosas.

Al día siguiente, Van Klaveren declaró: "Expulsar a un ciudadano, a un luchador por los derechos humanos, nos parece muy lamentable (...) es una decisión absolutamente desproporcionada".

Chávez argumentó que Vivanco anda por el mundo "haciendo el trabajo sucio que le ordena el imperio norteamericano" de supuestamente desprestigiar a su Gobierno y el canciller venezolano, Nicolás Maduro, calificó lo dicho por Van Klaveren como "desatinados comentarios".

Maduro, que reivindicó el carácter "soberano" de su decisión de expulsar a Vivanco, dijo también que "en su momento" responderá al pedido de "explicaciones" del hecho por parte de Chile.

Para la Cancillería venezolana, el director para las Américas de HRW es un "asalariado" de una "organización que recibe financiamiento" de E.U., país que es "autor de la más larga y atroz lista de violaciones a los derechos humanos en el mundo, en particular en América Latina y el Caribe".

Venezuela, afirmó Maduro, "es en cambio promotor de las más amplias libertades" y está "auténticamente comprometido con la defensa y garantía de los derechos humanos".

Ayer, el vicecanciller chileno señaló que en su país, "el tema de los defensores de los derechos humanos es un tema de principios" y dijo que Vivanco "ha realizado una labor extraordinaria en apoyo de los derechos humanos en muchos países".

Entrevistado por la emisora chilena 'Cooperativa', Vivanco dijo ayer que el informe de HRW sobre la situación en Venezuela no puede ser considerado una intervención en ese país, "bajo ninguna circunstancia".

Y acusó a Chávez de abandonar su propia Constitución y de tener la "capacidad y la libertad para operar con total impunidad porque el Poder Judicial ha abdicado de sus funciones contraladoras".

Entre tanto, en Washington, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó la expulsión de Vivanco y de Wilkinson pues, aseguró en un comunicado, "configura una muestra de intolerancia ante expresiones críticas que son esenciales para la democracia".

No es el primero

El entredicho entre Chile y Venezuela se sumó a otros ocurridos en los últimos 10 días, y a uno más que data de la Cumbre Iberoamericana de noviembre del año pasado en Santiago, que se hizo famosa por el "¿por qué no te callas?" que el Rey Juan Carlos de España le espetó a Chávez.

Las molestias más recientes son las de la semana pasada, primero cuando el presidente venezolano anticipó la convocatoria a una cumbre de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), antes de que la anunciara la presidenta chilena Michelle Bachelet; y luego cuando el canciller chileno Alejandro Foxley dijo que había temido un eventual fracaso de la cita por la exigencia de Chávez de condenar a Estados Unidos, lo que molestó a Maduro, quien a su vez le exigió a Foxley una disculpa por escrito.

En respuesta, Foxley pidió evitar las polémicas "inútiles" y concentrarse en ayudar a resolver la crisis que afecta a Bolivia.

"Hay que mirar para adelante para que trabajemos en esto con un sentido unitario, todos los países de la región, subrayo, y no perdernos en polémicas bastante inútiles y secundarias. Es innecesario alentar una polémica que no tiene mayor sentido", insistió el canciller chileno.

El incidente del año pasado se produjo cuando en la XVII Cumbre Iberoamericana, Chávez cuestionó el enfoque hacia la "cohesión social" que Bachelet quería darle a la reunión y, en un discurso que se pasó en 20 minutos a los cinco que tenía cada mandatario, concluyó que antes de la cohesión debía haber transformación social en el continente.

Además, en esa cumbre, Bachelet reprochó a su homólogo venezolano por unas declaraciones en las que apoyó una salida al mar para Bolivia y porque no había abogado por un descenso en los altos precios del petróleo ante la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep).  

SANTIAGO (AP-AFP-Efe)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.