Liberados los dos trabajadores colombianos secuestrados en Yemen

Liberados los dos trabajadores colombianos secuestrados en Yemen

José Héctor Marín Toro y Rafael Ayala se encuentran en "óptimas condiciones de salud", según confirmó este lunes el cónsul de Colombia en El Cairo, René Correa Rodríguez.

22 de septiembre 2008 , 12:00 a.m.

 Los dos trabajadores colombianos secuestrados el viernes en Yemen -presuntamente por miembros de una tribu local- fueron liberados después de que los captores recibieron garantías del Gobierno de que sus demandas serán atendidas.

En diálogo con EL TIEMPO, el diplomático señaló: "Felizmente, gracias a la Embajada de España, gracias a la empresa, tuvimos la feliz noticia de que se encuentran sanos y salvos".

La participación española fue descrita como fundamental en el proceso, debido a que Colombia no cuenta con embajada en Yemen. Un cable de la agencia Efe dice que la liberación fue lograda gracias a la mediación del dirigente tribal Oqail Bin Lathaf Al Kazem. 

EL TIEMPO contactó a José Héctor Marín Toro en Atáq, una ciudad cercana a Shabwa, lugar en el que se encuentra la planta de licuado de gas donde trabajan.

En diálogo telefónico, el supervisor de tubería, un manizalita de 49 años que llegó a Yemen hace 19 meses, relató los momentos de incertidumbre que vivió junto a su compatriota Rafael Enrique Ayala, un soldador barranquillero de 56 años, cuando fueron raptados.

"Temimos por nuestras vidas en todo momento, pero gracias a Dios todo salió bien. Corrimos con mucha suerte", dijo Marín, quien, en todo caso, señaló que no es la intención de ninguno de los dos liberados salir de inmediato de Yemen.

"En la mente de nosotros no está retornar pronto a Colombia. Vinimos a trabajar y, si nos lo permiten, vamos a seguir trabajando". 

Marín agradeció la solidaridad de las autoridades y los medios de comunicación colombianos, pero les pidió no olvidar el drama de los secuestrados dentro de las fronteras nacionales.

"Le agradezco mucho a los medios, que Dios los bendiga, y les pido que no se olviden de los compatriotas secuestrados. Nosotros en tres, cuatro días, vivimos algo muy doloroso y pensamos que es justo que todos los compatriotas recuperen su libertad, porque están pasando lo que pasamos nosotros".

Los secuestradores, de la tribu Al Kazem, ubicada en el centro del país, habían exigido a las autoridades yemeníes la excarcelación de uno de los miembros de su tribu detenido hace cinco meses en un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad, en el que murió un agente de las fuerzas de seguridad y un civil. 

Los colombianos, así como el conductor y el intérprete yemeníes que viajaban con ellos y que también fueron liberados, pasaron su cautiverio retenidos en una zona montañosa entre las poblaciones de Ahur y Al Mahfad, unos 200 kilómetros al este del puerto de Adén, el más importante de Yemen. 

El secuestro de extranjeros, especialmente de turistas y de trabajadores de la industria del petróleo, se ha convertido en un hecho frecuente en Yemen.

La mayoría de las veces se registran estos hechos para presionar al Gobierno del presidente yemení, Ali Abdalá Saleh, con el fin de que acepte las peticiones planteadas por líderes tribales. 

En diciembre de 1998, tres turistas británicos y un australiano murieron cuando las fuerzas de seguridad yemeníes intentaron rescatarlos tras haber sido capturados por un grupo islamista.

REDACCIÓN INTERNACIONAL
Con información de Efe

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.