Suministros a Bolivia fueron mencionados por acusados en caso de maletín con dinero

Suministros a Bolivia fueron mencionados por acusados en caso de maletín con dinero

Al menos dos empresarios venezolanos acusados de haber actuado como agentes de un gobierno extranjero en E.U. mantuvieron en Caracas una reunión para hablar del tema.

19 de septiembre 2008 , 12:00 a.m.

En sus declaraciones como testigo de la fiscalía en el llamado juicio del maletín en Miami, Moisés Maionica reconoció que se reunió en diciembre del 2007 en su oficina de Caracas con el entonces embajador de Venezuela en Bolivia y su colega FranklinDurán para conversar sobre el envío de equipos a Bolivia.

No aclaró, sin embargo, de qué tipo de suministros hablaron ni identificó por nombre al entonces embajador de Venezuela en Bolivia, Julio Montes, quien trabajó como diplomático en Cuba antes de trasladarse a La Paz.

Venezuela ha suministrado numerosos equipos a Bolivia, entre ellos ayuda para explotación de gas, viviendas, seguridad (carros de policías y helicópteros militares) y salud.

Las empresas de Durán han estado relacionadas principalmente con el sector petrolero, aunque también han participado en operaciones de suministros de equipos militares y de seguridad. 

Maionica, Durán, el empresario venezolano Carlos Kauffmann y el uruguayo Rodolfo Wanseele están acusados también de haberse asociado ilícitamente en Estados Unidos para ocultar el origen y el destino de un maletín con 800.000 dólares confiscado en agosto del 2007 en Argentina. Un quinto acusado, el presunto agente de la inteligencia de Venezuela Antonio José Canchica, está prófugo. 

Los fiscales alegan que el dinero que llevaba en el maletín el empresario venezolano-estadounidense Guido Alejandro Antonini Wilson era del gobierno de Venezuela y estaba destinado a la campaña política de la entonces candidata oficialista y ahora presidente de Argentina, Cristina Kirchner. Ambos gobiernos han rechazado las acusaciones.

En la audiencia del viernes, el abogado defensor de Durán, Ed Shohat, le preguntó a Maionica si antes de una reunión realizada en la sede de la policía de seguridad de Venezuela, o Disip, le había expresado a Durán que allí hablarían del suministro de equipos a Bolivia.

Maionica, que estaba vestido con su camisola y pantalón beige de preso y tenía los pies con grilletes, le respondió: ''Fue al día siguiente''.

La reunión en la Disip habría sido el 4 o 6 de diciembre del 2007, y estuvieron el director de esa dependencia, el general Henry Rangel Rivas, Maionica y su socio Juan Bracamonte, Franklin Durán y su hermano Pedro, aseguró Maionica.

Sobre el encuentro de la Disip, Maionica dijo que creía que se había hablado de la venta de chalecos de seguridad que Durán había efectuado al gobierno venezolano para la Copa América de fútbol, realizada en esa nación sudamericana en julio del 2007.

Además, según el testimonio de Maionica, Rangel habría aceptado allí darle a Durán documentos que demostraran que sus compañías habían vendido equipos al gobierno venezolano. Esos documentos respaldarían, a su vez, a otros que Durán suministraría a Antonini para que justificara que los 800.000 dólares que le decomisaron en Buenos Aires eran suyos.

''Lo que sé que era falso es lo que pretendía justificarse con esos documentos... tratar de demostrar que el señor Antonini había generado 800.000 dólares que nunca generó'', sostuvo Maionica cuando Sohat le preguntó si los documentos eran verdaderos o falsos. ''Así lo entendí desde el primer momento que supe que el dinero que había llegado para la campaña electoral de Argentina no era de Antonini'', dijo cuando el abogado le inquirió cómo lo sabía.

Antonini exigía al gobierno de Venezuela dos millones de dólares y los documentos para firmar a cambio de un poder a un abogado defensor en Argentina. De acuerdo con Maionica, si Antonini firmaba el poder, la causa judicial que tenía en Buenos Aires quedaba resuelta porque así lo habían acordado ambos gobiernos.

Al finalizar la audiencia, Sohat le expresó a la jueza Joan Lenard que objetaba al próximo testigo propuesto por la fiscalía: el director de la agencia estadounidense antidrogas DEA para Venezuela, Thomas Adler. La magistrada anunciará el martes si acepta o no el testimonio de Adler.

Durán es el único de los cinco acusados que se ha declarado inocente y por ello es enjuiciado. De ser considerado culpable por el jurado, podría ser condenado a un máximo de 10 años de cárcel. Los otros acusados se declararon culpables y resolvieron colaborar con el gobierno de Estados Unidos con la esperanza de que se reduzcan sus sentencias.

MIAMI (AP)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.