Leche materna pretendía usar cocinero suizo para crear novedosas recetas

Leche materna pretendía usar cocinero suizo para crear novedosas recetas

El chef le pidió a las mujeres lactantes que le vendieran su leche para cocinar, pero la polémica se abrió incluso antes de que llegara la primera interesada.

18 de septiembre 2008 , 12:00 a. m.

Hans Locher, dueño del restaurante "Storchen", y quien se declaró convencido de las bondades y buen gusto de la leche materna, que redescubrió recientemente tras el nacimiento de su hija, había dicho que le gustaría utilizarla para preparar algunas de sus especialidades.

"Todos nos hemos alimentado de la leche materna cuando éramos bebés. Entonces, por que no tomarla también de adultos?", declaró Locher a la prensa local.

El cocinero anunció a través de la agencia suiza ATS que ofrecía pagar 6,50 francos suizos (unos 4 euros) por cuatro decilitros de leche. "La identidad de las madres quedará en el anonimato", aseguró Locher.

Para el cocinero, la leche materna es más suave y con más grasa que la leche de vaca, por lo que es excelente para elaborar sopas o guisos de ternera.

La polémica estaba servida

"Tomar la leche de una desconocida sería psicológicamente indigesto. Si fuera la de mi mujer, sí", afirmaba un joven de 26 años, Jerome, en uno de los foros creados por los medios suizos en Internet para comentar sobre el asunto.

Para Amandine, una mujer de 28 años, "venderla o consumirla es chocante. Esa leche es para los niños, y es algo íntimo".

Otra encuestada, Nadia, de 36 años, decía estar en contra de ese aspecto comercial, pero asegura que daría su leche a un niño que la necesitara.

Pero también hay partidarios del experimento. Angelo, de 36 años, afirma "¿por qué no?. Es algo original y esa leche es nutritiva, pero a condición de que se respete la higiene".

Higiene inquieta a las autoridades

Precisamente el aspecto sanitario es el que preocupa a las autoridades alimentarias del cantón de Zúrich, que ayer amenazaron al cocinero con denunciarle si llevaba a la práctica su idea.

"La legislación no considera a los humanos como productores de leche. No están en la lista de las especies autorizadas a darla, como las vacas o las ovejas, aunque tampoco están entre las especies prohibidas, como los monos", explicó Rolf Etter, del laboratorio de control alimentario de Zúrich.

Pero a pesar de ese vacío legal, los responsables sanitarios han concluido que la utilización de leche materna en un restaurante hubiera constituido un delito.

Para evitar una multa, el afectado declaró a las ondas de la "Radio Zurisee" que renunciaba a incluir la leche materna en sus platos.

Ginebra, EFE.-

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.