Eduardo Lara Lozano, DT encargado de la Selección Colombia, tiene espíritu de padre

Eduardo Lara Lozano, DT encargado de la Selección Colombia, tiene espíritu de padre

Trata al jugador con férrea disciplina, pero con cariño. Obtuvo sus mayores logros, luego de quedar sin opciones para ser futbolista: vivió en Argentina durante nueve años buscando oportunidades.

17 de septiembre 2008 , 12:00 a.m.

Creció soñando con fútbol en la vida de un ingenio azucarero. Pensó en ser arquitecto y hasta estudió un semestre, pero el fútbol lo atrajo y lo atrapó. No deslumbró como jugador, pero sí lo ha hecho como técnico, al convertirse, con las selecciones juveniles de Colombia, en uno de los técnicos de selecciones juveniles de Colombia de más éxito en la última década. Ahora, Lara tiene la responsabilidad de agarrar, al menos por dos partidos, la papa caliente en que se convirtió la Selección de Mayores, que hoy está por fuera del Mundial de Suráfrica-2010.

Lara tiene espíritu de formador, ojo clínico para reconocer talento y amor de padre para dirigir. Con esa fórmula consiguió los logros más importantes de su carrera y evitó que muchos jugadores se quedaran sin carrera por falta de oportunidades. Como le pasó a él.

A mediados de los años 70, Lara era un volante de creación que no tuvo mucho éxito en las canchas. Como no encontró espacio en el América, el equipo en el que hizo el trabajo de divisiones inferiores, le dio alas a su espíritu aventurero y aceptó la invitación de Óscar 'Pinino' Más, delantero argentino que había pasado por River Plate y Real Madrid y que en 1978 jugó en el América, para irse a probar suerte en el sur de continente.

Lara tocó muchas puertas de equipos grandes, pero no le abrieron. Más lo acogió como a un hermano y la aventura por Argentina duro nueve años. Jugó con el 'Pinino' en Mariano Moreno de Junín. "Aún tengo una linda relación con toda la familia de Oscar", recuerda Lara, quien aprovechó para hacer el curso de técnico en la Asociación del Fútbol Argentino.

A su regreso a Colombia, de nuevo tuvo que tocar muchas puertas. Comenzó a trabajar en Boca de Cali y luego agarró las selecciones del Valle: dirigió cinco torneos, de los cuales ganó tres y en los otros dos fue segundo. También hizo carrera en la B, al llegar con Palmira a las finales en el 2000 y al devolver al Quindío a la A, un año después, antes de meterse de lleno a la Selección Colombia.

Lara aplica una férrea disciplina, pero no llega a extremos. Exigiendo y corrigiendo, como un papá, ha logrado sus resultados como entrenador. "Tengo hijos en todos lados", suele afirmar.

Una anécdota que refleja su carácter sucedió cuando era técnico del Quindío. El equipo andaba mal en la tabla y en los libros de contabilidad y Edixon Perea estuvo a punto de colgar los guayos y salir con rumbo a Cali.

El técnico agarró a Perea y lo subió a su carro. Le dijo que no se podía ir, que al comienzo podía sufrir, pero que después podían venir muchas cosas importantes para su carrera. Perea terminó siendo el goleador del Quindío, luego ganó el Botín de Oro con Nacional y se fue a jugar a Francia. Mal no le fue...

En los equipos de Lara, al menos en los juveniles, está prohibido el pelo largo, las vinchas y los guayos de colores. El uso de Ipods, celulares y computadores tiene horarios y hasta los mínimos detalles de vestuario pueden ser generadores de multas. Ese dinero se usa después para hacer asados o actividades en las que se une el grupo.

"Ya todos conocen cómo es el 'profe'. Tiene un carácter fuerte, es serio, y siempre inculcamos en el equipo el respeto, el crecer socialmente, el valorarse uno mismo. Además es muy franco, siempre dice las cosas de frente", afirma Ramiro Viáfara, su asistente en la Sub-20.

Lara trata de sacarle tiempo al fútbol para dedicárselo a su esposa, Lilian Campo, y a su hija Valentina, de 6 años. Ella ha estado en todas las vueltas olímpicas de su padre. "Cuando ganamos, esa es la alegría más grande que puede sentir. Y cuando perdemos, ella llora y sufre. Parece que nació con el fútbol en la sangre", explica.

Al lado de un ingenio azucarero, Eduardo Lara comenzó a vivir el dulce mundo del fútbol. Ahora deberá sacar todo para cambiar la amargura de los últimos partidos de la eliminatoria por un final feliz, frente a Paraguay y Brasil.

Más definiciones

El nuevo técnico interino de la Selección Colombia, se reunirá hoy con el presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, Luis Bedoya, para definir el urgente plan de acción para enfrentar a Paraguay, en Bogotá el 11 de octubre, y a Brasil, el 15 en Río de Janeiro.

En la reunión, que se efectuará en la sede de Colfútbol, se definirá, entre otras cosas, el lugar de concentración previo al encuentro con Paraguay (¿se mantendrá Rionegro o será Armenia, o quizá Medellín o se realizará en Bogotá?).

Lara, que mantendrá el mismo cuerpo técnico con el que trabaja en las selecciones menores (Émer Silva, asistente, y Rodrigo Larrahondo, preparador físico) esperaba poder oficializar como médico a Héctor Fabio Cruz y como preparador de arqueros a José María Pazo.

Triunfos

Bajo el mando de Eduardo Lara, Colombia ganó el Suramericano Sub-20 del 2005 en el Eje Cafetero y la medalla de oro de los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Cartagena, un año después. En el 2003, Lara clasificó a Colombia al Mundial Sub-17 por primera vez en diez años. En Finlandia, el equipo llegó a semifinales. En el 2005, con la Sub-20, avanzó a segunda ronda del Mundial de Holanda. Fue segundo en el Suramericano Sub-16 del 2004 y en el Sub-17 del año pasado.

Derrotas

En el 2005, en el Suramericano Sub-17, no pudo clasificar al mundial. También le fue mal ese año en el torneo Esperanzas de Toulon, el mismo que había ganado en el 2000 como asistente de Reinaldo Rueda. En el Suramericano Sub-20 del 2007 clasificó a la fase final, pero el equipo tuvo actuaciones pavorosas (entre ellas, un 0-5 frente a Chile) y quedó afuera del Mundial.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.