Vuelve y juega

Por tercera vez consecutiva, a medio camino de las eliminatorias al Mundial, la Selección Colombia cambia de director técnico.

17 de septiembre 2008 , 12:00 a. m.

El martes pasado, a las 10:00 a.m., cuando el profesor Jorge Luis Pinto se presentó ante Comité Ejecutivo de la Federación Colombiana de Fútbol para hacer sus descargos sobre lo que había sucedido en los dos recientes encuentros de la Selección Colombia frente a Uruguay y Chile, el presidente de la Federación, Luis Bedoya, sin dejarlo exponer una sola idea, le informó la sorpresiva decisión: "Usted hizo un buen trabajo, pero Colombia ya tiene nuevo técnico", le dijo. Pinto, entonces, le dio la mano y abandonó el edificio de la Federación sin dar declaración alguna a la prensa.

Una hora antes, los miembros del Comité se habían reunido y en menos de 30 minutos, luego de hacer una rápida votación que incluía los argumentos de cada uno, decidieron de manera unánime que Pinto debía salir de la Selección y que el profesor Eduardo Lara, técnico de las categorías menores de la Selección Colombia, sería el encargado de la tricolor para los próximos dos partidos de eliminatorias ante Paraguay y Brasil, el 11 y 15 de octubre respectivamente. "Esto no se había cocinado antes. La determinación, que fue de siete votos a favor de su salida y cero en contra, se tomó en ese mismo instante", explicó Álvaro González, presidente de la Difútbol.

¿Por qué el Comité Ejecutivo de la Federación tomó esta decisión a poco menos de un mes para enfrentar a Paraguay y Brasil? Los argumentos son varios. Antes que otra cosa, está claro que los nefastos resultados alcanzados por la Selección en los dos más recientes partidos de las eliminatorias -en los que perdió ante Uruguay 1-0 en El Campín de Bogotá y 4-0 contra Chile en el estadio Nacional de Santiago-, empujaron a los dirigentes a tomar la radical determinación. "Un 4-0 es un resultado saca-técnicos", habían dicho varios analistas.

Por otro lado, varias veces se cuestionó al entrenador santandereano por sus densas relaciones con los jugadores. En la Copa América 2007, luego de la salida de la Selección de Iván Ramiro Córdoba y Mario Alberto Yepes, se supo que Pinto había reventado al grupo debido a su mal trato y al exceso de trabajo, y que ese había sido el motivo de la salida de los históricos defensores. Un año después, el tema de su estilo castrense se volvió a ventilar en la prensa y, días atrás de su destitución, Pinto declaró en Caracol Radio: "Hay uno, o dos o tres jugadores que no están acostumbrados, que no tienen la exigencia. Hay equipos, como yo lo constaté, donde no trabajan casi nada. Entonces algunos lo sienten acá". Palabras más, palabras menos, él mismo confirmó su tendencia a la disciplina prusiana.

Sin embargo, más allá de su trato con los jugadores, la razón de fondo de la salida de Pinto, tema que se ventiló en la reunión del Comité, es que con él no había manera de recomponer el camino y mucho menos rescatar el estilo que tiempos atrás practicó la Selección Colombia. Para nadie fue un secreto que el equipo en las manos de Pinto poco fútbol vistoso mostró. En ese sentido, Luis Bedoya, presidente de la Federación, declaró públicamente: "En la Federación somos realistas y por ello optimistas del futuro de la Selección. Llegamos a esta decisión basados en que es el momento oportuno para tomar correctivos".

¿Y por qué llega Lara? "Porque él tiene un amplio conocimiento del grupo, sobre todo en la camada joven de la Selección, porque tiene un plan de trabajo trazado hasta el 2012 y porque él va a ser quien nos dé los resultados que buscamos para los próximos partidos", explicó Bedoya a CAMBIO.

La pregunta entonces es: ¿quién va a ser el técnico que asuma el grueso de lo que queda de eliminatorias? Pocos son los nombres en la baraja del Comité y muchos menos los que hay en el mercado. Y a pesar de que solamente uno suena al unísono -el de Hernán Darío Gómez-, fue el mismo 'Bolillo' quien descartó de tajo la posibilidad de asumir el cargo, declaró que seguiría con su proyecto con el Independiente Santa Fe y apoyó a Lara, inclusive con vistas al futuro.

Lo complicado del tema es que, una vez más -por tercera vez consecutiva- Colombia rompe un proceso a medio camino de las eliminatorias. Ya lo había hecho el 3 de junio de 2001 cuando Francisco Maturana reemplazó a Luis Augusto García en el camino a Japón y Corea 2002, y el 18 de febrero de 2004 cuando Reynaldo Rueda sucedió al propio Maturana cuando ya se venía encima Alemania 2006. Y ahora, Jorge Luis Pinto, el técnico que ocupó el cargo desde diciembre de 2006, dice adiós a diez fechas de las eliminatorias, precisamente por lo cual queda la sensación de que Colombia está condenada a repetir su historia y esa no es otra que darle un timonazo al barco que conduce a la Copa del Mundo. 

LA ERA EDUARDO LARA

Quizá el menos sorprendido con el nombramiento del nuevo técnico de la Selección Colombia de Fútbol fue el propio designado, Eduardo Lara, que -aunque solo está en calidad de interino- se considera como el heredero natural del combinado nacional de mayores.

Él lo dice sin el menor asomo de modestia y con la seguridad de conocer como pocos a esa camada de jugadores que hoy tratan de consolidarse en el seleccionado de la máxima categoría y que triunfaron o lograron destacadas participaciones bajo su batuta en el Mundial Sub-17 en Finlandia 2003 con un destacado cuarto lugar o con el título de campeones en el Suramericano Sub-20 del 2004.

Precisamente, esas son algunas de las principales cartas de presentación que hoy le permiten a Lara llegar -en principio como un 'apagaincendios'- al manejo de los destinos de ese equipo nacional que busca reingresar al grupo de los cuatro clasificados directos al Mundial del 2010 en Sudáfrica, o en su defecto a la ronda de repechaje frente a algún representante de la Concacaf.

Hoy por hoy su nombre es de los pocos que no genera resistencia en el medio futbolístico -contrario a lo que ocurrió con 'Bolillo' Gómez en su momento, en el retorno de Francisco Maturana  o en el caso del 'Chiqui' García-  para hacerse cargo de la Selección.

El propio Gómez, actual director técnico del Santa Fe, dijo al conocerse la noticia sobre la destitución de Jorge Luis Pinto, que en las circunstancias actuales Lara es la única persona en Colombia con el discernimiento para definir cuál debe ser la Selección.

Concepto que al parecer comparte Luis Bedoya, presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, quien además de confirmar la designación de Lara se refirió a él como el hombre que por su conocimiento del grupo y de la camada joven del combinado patrio puede dar los resultados necesarios para alcanzar el objetivo: ir a Sudáfrica 2010.

Por lo pronto, el propio Lara es consciente que la herencia que está reclamando es provisional, aunque en el fondo sabe que puede ser definitiva si los resultados de los próximos dos partidos contra Paraguay, en Bogotá, y Brasil, de visitante, le son favorables.

Entre tanto, a manera de 'blindaje mediático' en sus declaraciones a los diferentes informativos solo atina a decir que aceptó el nombramiento por los dos próximos encuentros de la eliminatoria con el compromiso expreso de regresar a las selecciones juveniles.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.