Informe de E.U. sobre combate al narcotráfico es criticado por Bolivia y Venezuela

Informe de E.U. sobre combate al narcotráfico es criticado por Bolivia y Venezuela

El mandatario boliviano, Evo Morales, dijo que Estados Unidos lo usa como "instrumento de control geopolítico".También aseguró que no le asustan los chantajes o "listas negras" del ese país.

17 de septiembre 2008 , 12:00 a.m.

Morales reaccionó así ante la decisión del Gobierno de Washington de incluir a Bolivia y a Venezuela en su "lista negra" de países que han "fallado manifiestamente" en la lucha contra el narcotráfico en el último año.

"Estados Unidos no tiene moral ni ética para hablar de la droga", dijo el presidente boliviano, quien defendió que el narcotráfico se combate eliminando el mercado de consumidores.

Antes, según Morales, era E.U. el que impulsaba los cultivos de coca en Bolivia e incluso daba "premios y condecoraciones" porque le interesaba que los mineros consumieran la hoja para extraer de los yacimientos el estaño que se llevaban los norteamericanos.

El presidente atribuyó la inclusión de Bolivia en la "lista negra" de Estados Unidos a la expulsión del embajador de ese país en La Paz, Philip Goldberg, a quien declaró "persona non grata" acusándolo de conspirar contra su Gobierno y de apoyar y financiar a sus opositores.

"Son cuestiones netamente políticas", dijo el presidente indígena y aún principal dirigente cocalero en Bolivia, quien pidió que la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) se encargue internamente del combate contra el narcotráfico en la región.

Por su parte, el gobierno venezolano cuestionó el informe de Estados Unidos en el que se señala que Venezuela, al igual que Bolivia, ha fallado en la lucha antidrogas y señaló que la decisión de Washington corresponde un ataque.

A juicio del director de la Oficina Nacional Antidrogas venezolana (ONA), Néstor Reverol, el gobierno de George W. Bush "pretende certificar o descertificar a los países que no se adaptan a los intereses del gobierno de E.U.".

Reverol respondió a las acusaciones señalando que Venezuela es el segundo país de Suramérica con mayores confiscaciones de sustancias ilegales y mantiene mecanismos de cooperación antinarcóticos con 37 países.

El gobierno venezolano terminó su cooperación con la Agencia antidrogas estadounidense (DEA) en 2006 tras acusar a ese organismo de "injerencia en asuntos internos" y operar "de forma criminal en territorio venezolano". 

Desde entonces, Venezuela es acusado por Estados Unidos de no hacer suficientes esfuerzos en la lucha antidrogas. 

LA PAZ y CARACAS (AFP y Efe)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.