Militares bolivianos están indignados con declaraciones de Hugo Chávez

Militares bolivianos están indignados con declaraciones de Hugo Chávez

Los altos mandos criticaron al mandatario venezolano por sus declaraciones acerca de una eventual intervención militar en su país en caso de un derrocamiento del presidente Evo Morales.

16 de septiembre 2008 , 12:00 a. m.

En una carta dirigida al ministro de Asuntos Exteriores, David Choquehuanca, y difundida ayer, el jefe de las Fuerzas Armadas, general Luis Trigo, mostró su "rechazo enérgico y categórico contra la injerencia extranjera de cualquier tipo y venga de donde venga" en los asuntos nacionales.

"Si a Evo lo derrocaran, lo mataran, sepan los golpistas de Bolivia que me estarían dando luz verde para apoyar cualquier movimiento armado en Bolivia", dijo Chávez el jueves, cuando estallaron los violentos enfrentamientos que hasta ayer dejaban al menos 19 muertos.

Pero tras el primer reclamo del general, el presidente de Venezuela remachó sus críticas y dijo que Trigo y otros oficiales de Bolivia "tienen una especie de huelga de brazos caídos" frente a las decisiones de su aliado y colega Evo Morales.

El general Trigo, que ya criticó en una comparecencia pública la "intromisión" de Chávez en los asuntos internos de Bolivia, formalizó con esta carta al canciller su petición de "hacer las representaciones pertinentes en el ámbito diplomático para expresar la indignación de las Fuerzas Armadas".

Para el alto jefe militar boliviano, las declaraciones de Chávez "mellan profundamente en la dignidad e integridad" de su institución.

"El presidente de Venezuela está haciendo reiteradas declaraciones en contra de este comando de las Fuerzas Armadas, atentando contra la unión y cohesión monolítica de la institución y poniendo en duda el rol constitucional que cumplimos (...) como baluartes de la democracia", dice la carta que firmó en nombre de los militares bolivianos.

El cruce de palabras entre el general boliviano y el presidente venezolano se produce en medio del lento retorno a la calma vivido ayer en Bolivia, tras la tregua alcanzada entre el Gobierno y la oposición que puso fin a 22 días de violentas protestas, y mientras se prepara una negociación que conduzca a este golpeado país a la paz y reconciliación nacional.

El diálogo comenzará hoy en la ciudad de Cochabamba (centro) y tendrá como facilitadores y testigos a la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), a la Iglesia Católica, la Unión Europea, la ONU y la Organización de Estados Americanos (OEA).

Como parte del preacuerdo alcanzado, los líderes opositores que protagonizaron protestas en Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija en contra de Morales comenzaron a levantar los bloqueos de carreteras en el sur y los pasos fronterizos a Argentina y Paraguay fueron abiertos, aunque ayer, al cierre de esta edición, aún persistían algunos cortes de rutas.

Según el acuerdo, mientras el diálogo esté en curso el Gobierno debe dejar en suspenso el referendo para aprobar la nueva Constitución -previsto para enero del 2009-, una de las principales demandas de las cinco regiones bolivianas que rechazan el texto, al que tachan de ser excesivamente indigenista y estatista.

No obstante, grupos afines al Gobierno de Morales anunciaron que no levantarán sus protestas, entre ellas una marcha de campesinos hacia Santa Cruz, en tanto los opositores no devuelvan las oficinas gubernamentales tomadas, y muchas de ellas saqueadas, en cuatro regiones del oriente y sur del país que promueven su autonomía en abierta rebeldía a Morales.

Llamado al acuerdo

El miércoles causó sorpresa el anuncio de un acuerdo de diálogo nacional para resolver la crisis boliviana.

El presidente Evo Morales suspenderá la convocatoria a referendo para ratificar el proyecto constitucional por un mes. Ante el hecho los opositores iniciaronn desbloqueos de vías y se abren 3 meses de negociaciones.

El Gobierno y un prefecto  de oposición, en representación de otros cuatro, firmaron por separado el martes el principio de acuerdo para pacificar el país, tras tres semanas de protestas que dejaron alrededor de 30 muertos.

El prefecto  (gobernador)  de Tarija, Mario Cossío, dijo que el documento discutido con el vicepresidente Álvaro García  Linera , en los últimos cinco días, fue aceptado y firmado por él, en presencia del cardenal Julio Terrazas.

Agregó que éste abre un proceso de diálogo nacional. "Que sea el inicio de un gran acuerdo para que le demos paz y tranquilidad a nuestra gente", dijo el prefecto, que negoció en representación de sus pares de Santa Cruz, Chuquisaca, Beni y Pando.
  
 Unasur e Iglesia, garantes

 El acuerdo base prevé el levantamiento inmediato de bloqueo de carreteras, el desalojo de instalaciones petroleras y la devolución de oficinas gubernamentales ocupadas por opositores.

A su vez, obliga al Gobierno a suspender movilizaciones de organizaciones campesinas afines.

El jueves las dos partes abrirán tres meses de diálogo para buscar acuerdos sobre las cuestiones de fondo que han desencadenado la crisis: el proyecto constitucional y la demanda de autonomía de las cuatro regiones, entre otros.

La Unión de Naciones de Suramérica (Unasur), la  Iglesia Católica y otras organizaciones serán garantes de las conversaciones.  Unasur otorgó respaldo  unánime  a Morales en una cumbre de emergencia celebrada el lunes en Santiago de Chile. 

  La detención del prefecto de   Pando, Leopoldo Fernández,          acusado de genocidio, casi da al traste con el convenio . 
                                       
                            
'Por copiar a Chávez'

Entre tanto, este martes el diario   The Washington Post  acusó en una editorial a Evo Morales de conducir a su país hacia "la desintegración o a la guerra civil" al tratar de importar "el modelo de socialismo autoritario de Hugo Chávez" lo que, agregó, "ha polarizado al país".

"Los militantes de ambos bandos han recurrido a la fuerza", pero "Morales sigue siendo, no obstante, el principal provocador en Bolivia".

LA PAZ (Efe-AFP-AP)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.