Paul Gascoigne reclama morir a su estilo: por sobredosis de medicamentos y alcohol

Paul Gascoigne reclama morir a su estilo: por sobredosis de medicamentos y alcohol

Todos coinciden en que fue uno de los futbolistas ingleses más dotados de su generación. Pero hoy, a los 41 años, es un ser enfermo y destrozado.

16 de septiembre 2008 , 12:00 a.m.

El antiguo jugador del Lazio, Newcastle, Tottenham y Glasgow Rangers, ha vuelto a ingresar en el servicio de urgencias de un hospital, esta vez en la localidad portuguesa de Faro, después de ingerir una sobredosis de medicamentos y alcohol con la que posiblemente pensaba suicidarse. 

Rally Digby, la esposa de un amigo, le halló tumbado en el suelo inconsciente y le salvó la vida, según cuenta la prensa británica. Gazza quizá no se lo agradezca. No es la primera vez que ha intentado matarse. "¡Dejarme morir tranquilo!", le dijo a su ex-mujer, Sherly, y a su hija Bianca, que acudieron a Portugal a pedirle que dejara la bebida y volviera a la clínica de rehabilitación que dejó hace unos días.

Durante años, los tratamientos a los que se ha sometido han fracasado. Los incidentes y las expulsiones de hoteles son cada vez más patéticos. Los internamientos psiquiátricos más frecuentes. "Bebe a unos niveles tristísimos", han comentado los músicos de su grupo preferido, Iron Maiden, a los que acompañó en una gira por Rumanía.

La caída comenzó tras su brillante actuación en la Eurocopa de 1996. Aquel fue el año de la sesión en la llamada silla del dentista, en un bar de Hong Kong, donde estuvo bebiendo tequila que sus compañeros le arrojaban directamente a la boca.

Llegó el principio del fin, cuando quedó fuera de la lista del Mundial de Francia, tras una sonada borrachera en la concentración en La Manga. Las palizas y agresiones le costaron el divorcio de su segunda esposa en 1998. Solo, deprimido, Gascoigne parece condenado a terminar como otro genio alcoholizado, George Best.

Fue ingresado por una sobredosis de alcohol y pastillas

La mezcla, y sobredosis, de alcohol y píldoras han vuelto a jugarle una mala pasada a Paul Gascoigne. El ex futbolista inglés, uno de los mejores centrocampistas que ha dado las islas británicas, tuvo que ser ingresado de urgencias el pasado jueves en un hospital del sur de Portugal donde se le realizó un lavado de estómago, según señalaron testigos presenciales a diversos diarios británicos.

Los intentos de su ex esposa, Sheryl, y de su hija, Bianca, porque volviese al centro de rehabilitación de donde se escapó fueron infructuosos. El hospital de Faro confirmó que el ex futbolista estuvo ingresado unas horas, el viernes salió.

La policía portuguesa acudió al lujoso hotel Vilamoura, tras un aviso de la dirección, para resolver un problema de orden público en la instalación hotelera, pero se encontró con Gaiscogne al borde de la inconsciencia producto de la cantidad de alcohol y pastillas que tomó, acompañado por una joven. Fue trasladado urgentemente al Hospital de Faro, donde antes de que se le hiciese un lavado de estómago acudieron su esposa e hija.

Los intentos de Sheryl y Bianca por convencerle para que volviese al centro de recuperación donde le trataban su enfermedad fueron inútiles. "Dejadme morir", dicen los testigos que le dijo a su ex esposa. Sheryl no pudo contener las lágrimas. "Gazza" se había escapado para viajar con unos amigos y todos, en su entorno más cercano, temían un final así.

"Gazza", con solo 41 años, ha tirado la toalla. O eso parece. No es la primera vez que el alcohol le crea serios problemas. Tal es la expectación que ha levantado el caso del ex futbolista que hasta la viuda de George Best, que también falleció a causa de la bebida, había realizado recientemente una llamada de auxilio a la desesperada, pero los intentos de Alex, como la de la familia de Gascoigne, de poco han servido.

"Está fuera de control. Solo bebe, existe la sensación de que desea la muerte", señalaron antes de este último episodio personas cercanas a la familia. Los intentos por rehabilitarle del alcohol han fracasado uno tras otros. "Que os jodan", dicen que le soltó a su ex esposa e hija cuando se vieron el pasado jueves.

Paul Gascoigne fue uno de los mejores centrocampistas que ha dado el fútbol inglés. Nacido el 27 de mayo de 1967 en Newcastle fue 57 veces internacional y defendió los colores del Newcastle, Tottenham, Lazio, Glasgow Rangers, Middlesbrough y Everton, entre otros, durante los años 1985/2005. Su carrera siempre estuvo plagada de polémica.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.