Opinión/Bicentenario intrascendente/Atalaya de clío

Opinión/Bicentenario intrascendente/Atalaya de clío

15 de septiembre 2008 , 12:00 a. m.
Con 'discursos retóricos y sembrando arbolitos' se rememoraron dos siglos del fallecimiento de José Celestino Mutis, el precursor de la Real Expedición Botánica en el Nuevo Reino de Granada, quién con sus aportes científicos, pedagógicos y humanísticos comenzó a cambiar las deleznables estructuras de una Nación en ciernes, adocenada por la influencia retardataria de la escolástica y de la inquisición, y, por el yugo del colonialismo hispánico.

Para honrar su memoria, el Ministerio de Cultura presentó un programa pobrísimo, carente de ingenio, tomando como 'distractor' un embeleco denominado la 'Ruta Mutis'. Indescifrable recorrido turístico-comercial diseñado para 'generar desarrollo social y económico' (dicen ellos) en contraposición de lo auténticamente histórico. Lugares como La Mesa de Juan Díaz, el Valle de San Juan (minas del Sapo, dónde laboró siete años) y la Montuosa cerca a Pamplona, fueron excluidos inexplicablemente.

En ese orden quisiera saber, ¿por qué aparece Guaduas?, ¡ah! por que allí nació el pintor Matiz. De ser válido el argumento, debieron incluir a Popayán, Cartagena, Girón y Medellín por que allí nacieron Caldas, García, Valenzuela y Zea. Además, ¿por qué igualmente aparece Ambalema? Porque una lumbrera del ministerio asegura que allí comenzó la expedición botánica (ver página web mincultura).

¡Qué bárbaro! en lugar de decir estupideces debió decir que con los 327 mil euros aportados por el Ayuntamiento de Cádiz, se entrará a solucionar parte de la falta de inversión estatal para recuperar los bienes patrimoniales de Ambalema que hoy amenazan ruina, y no por que Mutis hubiese laborado allá. La entrega del busto de Mutis fue poca cosa, debieron donar una obra monumental como las elaboradas por Arenas Betancur.

Por todo lo que Mariquita le ha aportado al desarrollo de la nacionalidad, merecía de lejos una escultura que compendie su historia. A falta de ideas ingeniosas, ¿por qué no montaron una buena obra de teatro? que personificaran actos sorprendentes cómo el día que Vargas y Matiz se hicieron picar de una víbora para demostrar la eficacia del guaco.

Era también ocasión de editar y repartir en colegios y escuelas las obras completas de Mutis, incluyendo los escritos cortos sobre diversos bálsamos o sustancias medicinales propias de América y otros manuscritos inéditos.

Es inaudito, que tan sólo doscientos años después el gobierno nacional asuma el compromiso de remediar todo el daño ambiental que se le ha causado al bosque Mutis, que por culpa de alcaldes indiferentes y de los burócratas del Cortolima está depredado.

En resumen, la conmemoración se limitó a dar cumplimiento a un farragoso programa decididamente irrelevante, lo que marca la pauta de lo que podrá ser el cacareado 'Bicentenario de la Independencia Nacional'.

Apostilla: Justísima, resultó la solicitud del Alcalde de Valle de San Juan por no habérsele incluido dentro de la 'caprichosa' ruta, desde esta columna y por medio de oficio se lo propuse a la Ministra Moreno quién hizo mutis por el foro.

Por Álvaro Cuartas Coymat
Abogado e Historiador

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.