Más de 600 millones de pesos en pérdidas reportan 7 municipios tolimenses

Más de 600 millones de pesos en pérdidas reportan 7 municipios tolimenses

El caso más grave se presenta en el municipio del Valle de San Juan donde se detectó un faltante de 389 millones de pesos en los recursos de un crédito destinados para acueductos veredales.

15 de septiembre 2008 , 12:00 a.m.
Pago de víaticos no causados, recaudos de predial que no se contabilizaron, recursos por 400 millones de pesos que no se ejecutaron, y el incumplimiento generalizado a las normas de contratación estatal, forman el paquete de presuntos detrimentos y hallazgos fiscales detectados por la Contraloría Departamental en siete municipios y entidades que manejan recursos públicos.

El detrimento supera los 600 millones de pesos. Las auditorías se practicaron a recursos invertidos por las administraciones municipales anteriores.

Por eso, en la mira de la Contraloría están Flandes, Coyaima, Purificación, Valle de San Juan, Melgar, Falan y Cajamarca.
No se salvan gerencias anteriores del Hospital San Rafael de Espinal, Hospital la Milagrosa de Villarrica, Empresa de Servicios Públicos de Espinal ni de la Fábrica de Licores del Tolima.

El caso más grave se presenta en el municipio del Valle de San Juan donde se detectó un faltante de 389 millones de pesos en los recursos de un crédito destinados para acueductos veredales.
La plata llegó a las cuentas de este municipio, pero la Contraloría investiga qué pasó con los recursos para obras que mejorarían el consumo de agua en varias zonas campesinas.

"La situación es grave pues encontramos faltantes en préstamos de bancos que tenían que invertirse en obras, y al parecer no se hizo esa tarea", afirma el contralor del Tolima, Freddy Camacho.
Este caso fue puesto en conocimiento de la Fiscalía y podría tipificarse en un presunto hallazgo penal de peculado por apropiación oficial diferente.

Para rematar, la Alcaldía anterior tampoco pagó intereses moratorios por 56 millones de pesos, generados por una deuda pública.

En Purificación las cosas son menos graves, pero se encontraron hallazgos de tipo administrativo como mantener 120 millones de pesos en caja cuando la norma ordena que deben ser consignados en las entidades financieras y cuentas del municipio.

En Coyaima la auditoría financiera a los estados contables de la vigencia anterior, determinó un detrimento de 17 millones.
En impuesto predial y complementarios las cuentas no cuadran. La Contraloría detectó diferencias en los recaudos.

"También hallamos el pago de un 50 por ciento de más en viáticos no pernoctados", señala el Contralor Camacho.

Para completar, la anterior administración no conformó un comité de compras para estudios previos que tenían que ver con la adquisición de bienes para el funcionamiento municipal.

En Falan hay un detrimento de 8 millones pues no aparece el motor de una máquina. Además, el municipio se hizo el de la vista gorda y no tuvo en cuenta normas de contratación a la hora de adquirir una trilladora de maíz.

Ni la Fábrica de Licores del Tolima se salvó de la auditoría. La Contraloría detectó presuntos hallazgos fiscales en cuantía de 80 millones de pesos.]

Hubo detrimento al constituir una póliza de almacenamiento aduanero, el cual nunca fue habilitado porque la garantía no cumplió con la legislación aduanera.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.