El niño había bebido soda cáustica y el viernes murió en la operación

El niño había bebido soda cáustica y el viernes murió en la operación

Se llamana Jesús Kalet Ballestas Romero,y tenía tres años de edad. A la final, luego de 22 días de hospitalizado, el procedimiento quirúrgico al que fue sometido resultó fatal para él.

14 de septiembre 2008 , 12:00 a.m.

Jesús Kalet y su hermanita Saray -de tres años ella-  bebieron accidentalmente soda cáustica. Eso fue el 7 de marzo, en una residencia del barrio El Carmen, al sur de la ciudad.  El recipiente estaba en la nevera donde los padres la habían guardado luego de unos trabajos de reparación en la casa.

A Óscar y Zuleima, padres de los niños, los llevaron, primero, al vecino Hospital Pediátrico. De allí los remitieron al Hospital Metropolitano Universitario, donde, si bien les prestaron una buena atención, fueron devueltos porque ya no estaba vigente un convenio con la EPS Caprecom, entidad estatal que se trató de usar.

Óscar cuenta que luego de varias hospitalizaciones en el Pediátrico y de regresos a casa, la intervención de La Procuradora de Familia, Janeth Suárez Caballero, logró que al menos el niño fuera atendido en el Centro de Atención y Rehabilitación Integral (CARI) de Barranquilla. "El niño no estaba grave. Lo que necesitábamos era suministrarle oxígeno", recordó Ballestas.

Y allí comenzó el capítulo más angustiante. La sola soda cáustica no es mortal, pero les quemó los esófagos a los dos niños, por lo que necesitaban una ampliación de conducto. Eso, en Barranquilla,  solo se realiza en el Centro de Gastroenterología y Endoscopia Pediátrica, ubicado al norte de la ciudad.

Pero en el Centro, Oscar Ballestas se encontró con el obstáculo de que el procedimiento sólo lo harían si la Alcaldía se lo pagaba por adelantado porque, entre otras cosas, ya les estaban debiendo 26 millones de pesos.

La intervención del abogado Juan Casado, el apoyo de Suárez y varias otras manos que intercedieron, lograron que en ese Centro aceptaran firman un convenio, hace pocos días, con la Secretaría de Salud para pagar la deuda en un plazo máximo de 60 días. Ya vanas habían resultado las diligencias del secretario, Luis Alexander Moscoso, para buscar atención en Cartagena o Bogotá.

El procedimiento comenzó el viernes 12 a las 3:10 de la tarde, y ya a las 3:30 el menor estaba muerto. Ballestas aseguró que no se tomaron las precauciones debidas y le pusieron dos ampollas de 10 centímetros cúbicos al niño: una de acetaminofén y otra de dipirona. Después, le pusieron sangre. "El niño estaba muy débil y no debieron hacer eso", dijo.

El abogado Casado fue investido de todo el poder para proceder.  Demandará al Centro y a la Alcaldía".Vamos a demandar porque esto no puede volver a ocurrir. Por supuesto que esto no me devolverá a mi hijo, pero al menos evitaremos una tragedia en el futuro", dijo.

Reconoció que hubo una situación de descuido inicial de él y su esposa por dejar la soda cáustica al alcance de los niños, pero, en últimas, eso no fue lo que mató a Jesús Kalet, sino "la negligencia de quienes lo atendieron".

De hecho, la niña Saray sigue en casa, a la espera de condiciones claras que le permitan recuperarse de su esófago. Mientras tanto, se alimenta de puro líquido. "No se las voy a entregar para que la maten, no señor",  puntualizó.

El secretario Moscoso, en nombre del Distrito, dijo que ya ofició a la Superintendencia de Salud. A su juicio, debe investigarse a fondo y sancionarse a los responsables.

JAVIER FRANCO ALTAMAR

Corresponsal de EL TIEMPO

BARRANQUILLA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.