En misa en París, el Papa Benedicto XVI condenó los 'ídolos contemporáneos'

En misa en París, el Papa Benedicto XVI condenó los 'ídolos contemporáneos'

El Sumo Pontífice se refirió el afán de dinero, poder y saber. Luego viajó a Lourdes para visitar el Santuario, que este año celebra el aniversario 150 de las apariciones de la Virgen.

13 de septiembre 2008 , 12:00 a.m.

La celebración eucarística en la explanada de los Inválidos de la capital francesa congregó a unas 260.000 personas.

"La codicia insaciable es una idolatría" y "el amor al dinero es la raíz de todos los males" afirmó el Pontífice, citando a San Pablo.

El acto contó con la presencia del primer ministro, Francois Fillon, y varios miembros de su gabinete, además de otras autoridades.

Durante la ceremonia, Benedicto XVI hizo un ferviente llamado en favor de las vocaciones religiosas, que registran un constante descenso en Francia al igual que en otros países de Europa.

"No tengáis miedo. No tengáis miedo de dar la vida a Cristo", le dijo a la multitud, a la vez que pidió a los "jóvenes y no tan jóvenes" que no dejen "sin una respuesta la llamada de Cristo".

Visita a Lourdes

En Lourdes, seguido por unos 60.000 fieles, Benedicto XVI rezó el Ave María y recorrió las primeras estapas del camino del Jubileo, que traza la vida de la pastora Bernadette Soubirous, que vio aparecer a la Virgen, según la tradición católica.

Desde la terraza de la basílica del Rosario, en la entrada del santuario mariano más importante de Europa, Benedicto XVI se dirigió a los peregrinos para compartir su fe por María.

La Virgen hizo "brillar la esperanza y el amor al dar el primer puesto a los enfermos, pobres y pequeños" en Lourdes, donde se descubre "la sencillez de nuestra vocación: basta con amar", dijo el Papa en su homilía, aclamado por los fieles que le habían esperado toda la tarde.

Flanqueado por varios cardenales y obispos, Benedicto XVI bebió un vaso de agua procedente del manantial de la gruta, a la que popularmente se le atribuyen propiedades curativas, que le dio una monja vestida como la pastorcilla Bernadette.

PARÍS (AFP)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.