Todavía no se soluciona marcha cocalera en Antioquia

Todavía no se soluciona marcha cocalera en Antioquia

13 de septiembre 2008 , 12:00 a.m.

Los campos de Anorí, en el nordeste antioqueño amenazan con quedarse vacíos por las protestas contra la erradicación de coca que ya completan cinco días.

Hasta la cabecera municipal han llegado 2.806 personas, de las cuales 999 son niños y según el alcalde de la población, Nicolás Guillermo Herón, "esto se convirtió en una crisis humanitaria".

Los campesinos no están de acuerdo con la aspersión aérea que se realizó hace un mes, que, dicen, les dañó cultivos de subsistencia.

No todos serían cocaleros sino mineros, ganaderos y gente de otros oficios que apoyan el movimiento porque se ven perjudicados con la crisis económica que desata la falta de los ingresos por la coca.

Los marchantes se concentran en distintas viviendas del casco urbano, casas alquiladas por la Alcaldía, el auditorio municipal y el coliseo.

Proceden de los sectores Anorí Dos Bocas y Anorí La Plancha, donde se concentran la mayor parte de los 9.000 habitantes rurales, pero, según Herón, es inminente la llegada de quienes viven en las otras dos divisiones del municipio: Anorí Carretera y Anorí Norizal.

Ellos piden que los incluyan en programas de sustitución como el de Familias Guardabosques.

'No hay razón para la protesta'

"Vamos a atender la situación desde lo humanitario, pero no podemos permitir que la gente utilice las protestas y movilizaciones como mecanismo de presión", dijo por su parte el secretario de Gobierno de Antioquia, Andrés Julián Rendón.

La postura de la Gobernación es que no existen razones para la protesta, pues entre las inversiones que se están haciendo en Anorí y las que tienen proyectadas suman 18 mil millones de pesos.

Existe por ejemplo un programa pionero de sustitución de coca por cacao, auspiciado por Naciones Unidas, que ya ha sembrado 300 hectáreas de este producto. De él devengan su sustento 100 familias desde hace dos años. Ya tienen una marca propia de chocolates y chocolatinas que se expenden en supermercados.

Otras 100 familias fueron incluidas este año, con 300 hectáreas más de cacao. Herón aclaró que ni una de las familias incluidas en dicho programa ha vuelvo a sembrar y que lo que buscan es que se extienda a más personas.

"La gente lo que está pidiendo es que si le erradican, le den alternativas", dijo.

"El programa de Guardabosques se los ofrecimos, pero no lo quisieron recibir. Queremos hacer un gran trabajo, pero no son cosas que se hagan de la noche a la mañana", replicó Rendón.

A diferencia de las marchas cocaleras que se presentaron este mismo año en Valdivia y Tarazá, también contra la erradicación manual y la aspersión, acá no se han dado hasta ahora alteraciones del orden público.

En el 2007, en Antioquia, la Policía ha asperjado cerca de 7.000 hectáreas de coca y erradicó manualmente alrededor de 15.000 hectáreas.

MEDELLÍN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.