473 toneladas de escombros se arrojan irregularmente en Bogotá cada día, reportaron empresas de aseo

473 toneladas de escombros se arrojan irregularmente en Bogotá cada día, reportaron empresas de aseo

Atesa, Aseo Capital, Lime y Ciudad Limpia resaltaron que los lugares utilizados para abandonar el desecho son vías, separadores y orejas de puentes.

13 de septiembre 2008 , 12:00 a.m.

Las razones: no hay una escombrera legal en la zona urbana y falta más control.

Los materiales arrojados son pedazos de ladrillo, residuos de excavación, tierra y arena que, principalmente recicladores o carreteros y volqueteros, descargan en las noches.

Así se han creado 50 puntos que ya son críticos, como: el separador de la avenida 48 con calle 56 (frente a la Biblioteca Virgilio Barco); a un lado del estadio El Campín (calle 62 con carrera 28); en la oreja del puente de la calle 26 con carrera 68; en el 'pulpo' de Puente Aranda (calle 13 con carrera 50); cerca al portal de TransMilenio en Usme; en la calle 153 con avenida 9a; en la calle 13, entre avenidas Boyacá y Ciudad de Cali.

Almeiro Hurtado, director operativo de Atesa, y Luz Adriana León, portavoz de Aseo Capital, anotaron que la batalla diaria que las empresas libran para erradicar esos puntos críticos, ha resultado casi infructuosa.

Ninguna estrategia ha servido

"Para acabar con esos botaderos clandestinos -dijo Hurtado-, hemos recurrido a los encerramientos de las zonas críticas, a la siembra de árboles y empradización en algunos casos, pero de poco ha servido. Los zorreros, y no sabemos quiénes más, arrojan después esos materiales dos o tres cuadras más adelante del lugar controlado".

El alcalde local de Usaquén, Juan Pablo Camacho, dijo que con la Policía de Tránsito y a punta de comparendos se ha intentado controlar a los volqueteros para que no arrojen escombros en las vías. "También hemos cerrado escombreras ilegales, como ocurrió con una de la calle 232 con carrera 7ª. Sin embargo, expresó, después aparecen nuevos escombros en otros puntos de la localidad e igual ocurre en toda Bogotá".

La proliferación de residuos clandestinos tiene una causa principal: Bogotá no tiene una escombrera legal en el perímetro urbano. De las nueve autorizadas, tres están situadas casi en área rural, (Usme y calle 80 con carrera 114) y están llegando al límite de su capacidad. Las otras seis funcionan en municipios vecinos (Mosquera, Soacha y Cota).

De ahí que zorreros (cobran entre 10 mil y 30 mil pesos por llevar escombros) y algunos volqueteros (con tarifas entre 70 mil y 100 mil pesos por viaje) prefieren descargar dichos residuos en cualquier vía, separador o andén.

Lo preocupante es que este problema podría empeorar, con megaobras como las de la fase III de TransMilenio, por la calle 26 y la carrera 10a, que se iniciarán en octubre.

Tal preocupación se la señaló por escrito el secretario Distrital de Ambiente, Juan Antonio Nieto, a la secretaria de Hábitat, Catalina Velasco.

La Secretaria afirmó que no hay "ni habrá una escombrera legal en el perímetro urbano porque las normas no lo permiten". Señaló que a este problema contribuyen también "la indisciplina y el desconocimiento ciudadano en cuanto a que las empresas de aseo son las que llevan y que hay quienes hacen las obras y no está cumpliendo con trasladar los escombros a los sitios autorizados". En cuanto al control, dijo que "esas funciones están a cargo de las alcaldías locales, las secretarías de Movilidad y Ambiente".

Usted debe saber sobre este residuo

Para la recolección de los escombros domiciliarios (resultado de demolición, reparaciones u otras obras) deben llamar a la línea 110 para que, según la zona, los recojan las empresas de aseo (Lime, Aseo Capital, Atesa y Ciudad Limpia).

Hasta un metro cúbico (10 lonas llenas) de escombros están los concesionarios de aseo obligados a recoger, sin ningún costo para el usuario. Por encima de ese volumen, cada concesionario está autorizado a cobrar una tarifa: Lime 15 mil pesos; Aseo Capital 10.500 (residencial) y 17.000 (comercial); Atesa 8.000 pesos.

No se deben entregar los escombros a zorreros porque los botan, luego, en andenes, separadores y vías.

lucgom@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.