Camioneta y entrega de antecedentes enredan más a Guillermo Valencia Cossio

Camioneta y entrega de antecedentes enredan más a Guillermo Valencia Cossio

Los casos demuestran los nexos entre el ex director seccional de fiscalías de Medellín y el empresario paisa Juan Felipe Sierra, gerente de la empresa de seguridad Control Total, capturado en agosto.

13 de septiembre 2008 , 12:00 a.m.

Sierra es señalado de ser el supuesto enlace del narcoparamilitar Daniel Rendón, alias 'Don Mario'.

EL TIEMPO estableció que hay evidencia de que Sierra pidió información sobre las investigaciones que tenían los cerca de dos mil empleados de su empresa, entre los que figuraba como asesor el señalado narcotraficante Jhon Freddy Manco Torres, alias 'El Indio', quien luego desapareció del organigrama de 'Don Mario'.

El segundo hecho es la donación a la Fiscalía en Medellín de una camioneta blindada Ford Explorer blanca, modelo 1998, de placas BKO 551, de propiedad de Suramericana de Seguros, para uso de Valencia Cossio.

Testigos indican que Sierra no solo habría servido de intermediario para el trámite de la donación -iniciado en abril pasado- sino que, además, le pagó a la Fiscalía el traspaso: 923 mil pesos.

La carta de Vanegas

Ambos episodios fueron narrados por Carlos Vanegas, hoy ex asistente de Valencia Cossio, en carta enviada al fiscal General, Mario Iguarán, el pasado 5 de septiembre, al considerar que era un deber ético poner en conocimiento de sus superiores los dos únicos contactos que, dice, tuvo con Juan Felipe Sierra.

La Fiscalía, sin embargo, ya contaba con interceptaciones telefónicas en las que tanto la entrega de antecedentes como la gestión de la camioneta quedaban en evidencia.

Diez nombres

En cualquier caso, Vanegas dice que él les explicó a Valencia y a Sierra que cada uno de los empleados de Control Total debía pasar una petición solicitando sus antecedentes.

"Entonces, el doctor Valencia me manifestó que le colaborara averiguando diez nombres de personas que iban a trabajar con el doctor Sierra (...) que al día siguiente nos llegarían los derechos de petición", le narró Vanegas al Fiscal. Sin embargo, dice que no recuerda los nombres que chequeó y cuyos antecedentes le entregó a Sierra en el restaurante Legrit de Medellín.

Contradicciones

Vanegas es uno de los que asegura que fue Valencia Cossio quien ordenó llamar a Sierra para tramitar con Suramericana la donación de la camioneta blindada.

"Me comuniqué con el doctor Sierra y me dio el nombre del doctor Santiago Velásquez, director de Seguridad de Suramericana, quien me manifestó la intención de esta importante empresa en donar este vehículo".

Luego, ante el reporte del director administrativo, Obed de Jesús Zuluaga Henao, de que no había dinero para pagar el traspaso, Vanegas dice que Valencia Cossio le dio instrucciones para que le pidiera la plata a Sierra.

Días después, afirma, el mismo Valencia lo puso al teléfono con Sierra, y éste le preguntó por el costo de la diligencia y le dijo que estuviera tranquilo, que él le hacía llegar ese dinero.

Suramericana niega la intermediación del hoy sindicado empresario y asegura que Sierra no tuvo nada que ver en el trámite.

No obstante, EL TIEMPO habló con el director administrativo de la Fiscalía de Medellín y este confirmó la procedencia del dinero, y aseguró que Julián Calderón, otro asistente de Valencia, también lo corroboró.

"Vanegas le contó a Calderón que él mismo llamó a Sierra para pedirle el dinero del traspaso, pero que esa llamada fue ordenada por Valencia Cossio", dijo Zuluaga.

No obstante, advirtió que era usual que algunos fiscales pagaran de su bolsillo ese tipo de gastos.

También dijo que desde abril Vanegas le había dicho que la donación del vehículo se logró gracias al empresario Sierra.

Carlos Vanegas -quien dice haber actuado de manera honesta y transparente- fue declarado insubsistente esta misma semana, como parte del paquete de medidas ordenadas por el Fiscal General de la Nación tras su visita a esa seccional.

Por ahora, tanto la Fiscalía como Suramericana intentan reversar ante la Superintendencia de Vigilancia la asignación del vehículo para uso exclusivo de Guillermo León Valencia, quien ya cumplió su primera sesión de indagatoria e insiste en su plena inocencia.

'No necesitábamos de un tercero': Suramericana

Suramericana de Seguros, propietaria del carro blindado que iba a ser donado para el uso de Guillermo León Valencia Cossio, asegura que Juan Felipe Sierra no sirvió de intermediario para esa donación: "Es un tema que manejamos internamente en el Departamento de Seguridad", dice Fernando Ojalvo, vicepresidente administrativo de la firma.

Agregó que la relación de Sierra con Suramericana fue solo comercial y se terminó cuando la Superintendencia de Vigilancia le suspendió la licencia a su empresa Control Total S.A.

Ojalvo cree, precisamente, que por la relación de Control Total con la seguridad de la compañía, Sierra se pudo haber enterado de que tenían ese vehículo para donación y se lo dijo a la Fiscalía.

Pero aclaró que el carro le fue ofrecido a la Fiscalía por Santiago Velásquez, director de seguridad de Suramericana, en una reunión de un frente de seguridad que opera en la zona donde está la compañía. Ojalvo manifestó que Suramericana no firmará el traspaso hasta tanto la Fiscalía precise el nombre del funcionario que lo usará y la Superintendencia responda un recurso en el que quede claro que es una donación y no una venta.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.