Doce muertos en Pakistán por misil al parecer estadounidense

Doce muertos en Pakistán por misil al parecer estadounidense

El proyectil fue presuntamente disparado por un avión norteamericano desde de Afganistán hacia el noroeste del territorio pakistaní, zona considerada por E.U. como santuario de Al Qaeda.

12 de septiembre 2008 , 12:00 a.m.

Este nuevo bombardeo ocurrió tras un agrio intercambio de acusaciones entre Estados Unidos y Pakistán, país que es, sin embargo, su aliado en la "guerra contra el terrorismo".

Estados Unidos amenazó con multiplicar sus operaciones militares en las zonas tribales paquistaníes fronterizas con Afganistán, pero Pakistán juró oponerse a ellas "a cualquier precio".

El misil cayó en una casa de Tol Khel, en el suburbio de Miranshah, principal ciudad del distrito tribal de Waziristán del Norte, que tiene fama de ser un bastión de los talibanes paquistaníes que albergan y apoyan a combatientes extranjeros de Al Qaeda, declaró un alto responsable de la administración local, que pidió el anonimato.

"Este ataque, ocurrido antes del alba, destruyó la casa y mató a 12 personas", agregó esta fuente, tras precisar que otras 10 personas resultaron heridas.

Estas informaciones fueron confirmadas por otro responsable de la administración del distrito y de los oficiales de las fuerzas de seguridad.

Pese a las protestas repetidas de Pakistán, las fuerzas estadounidenses que combaten la insurrección de los talibanes en Afganistán intensificaron considerablemente, estos últimos meses, los disparos de misiles contra presuntos combatientes talibanes o de Al Qaeda en las zonas tribales de Pakistán, afectando con frecuencia a la población civil.

El ataque del viernes es el cuarto disparo de misil o de salvas de misiles ocurridos en el noroeste de Pakistán en una semana, que mataron a por lo menos a 38 personas, entre ellas civiles.

El pasado lunes 14 de agosto combatientes islamistas y siete civiles, entre ellos mujeres y niños, murieron a causa de varios misiles estadounidenses caídos en el distrito de Waziristán del Norte, según las autoridades paquistaníes.

Responsables locales aseguraron que la casa atacada era alquilada por una organización fundamentalista musulmana afgana, Al Badar, apoyada por el ex Primer ministro afgano Gulbuddin Hekmatyar, y cuyos partidarios apoyan desde finales del 2001 a los insurgentes talibanes.

El miércoles 10 de septiembre el jefe de estado mayor del ejército estadounidense, el almirante Michael Mullen, había anunciado que ordenó una nueva estrategia militar que tiene en cuenta "ambos lados de la frontera".

Su homólogo paquistaní, el general Ashfaq Kayani, respondió de inmediato que su ejército no toleraría más ataques de las fuerzas extranjeras en territorio paquistaní.

El diario New York Times aseguró el jueves 11 de septiembre que el presidente George W. Bush había autorizado secretamente en julio ataques terrestres en el noroeste de Pakistán, sin la aprobación previa de su gobierno.

Así ocurrió en la madrugada del 3 de septiembre, cuando comandos estadounidenses transportados por helicóptero atacaron un poblado paquistaní, matando según Pakistán a 15 civiles, entre ellos mujeres y niños.

Estados Unidos considera que el ejército paquistaní no hace suficientes esfuerzos en el marco de su "guerra contra el terrorismo".

Pero la República Islámica de Pakistán, única potencia nuclear militar del mundo musulmán, ya pagó un fuerte tributo a esta lucha, con más de mil soldados muertos en las zonas tribales desde 2002 y, en especial, más de 1.200 muertos en una campaña sin precedentes de atentados suicidas ocurridos desde hace más de un año.

MIRANSHAH
AFP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.