Factura electrónica da sus primeros pasos en Colombia

Factura electrónica da sus primeros pasos en Colombia

Cada mes se intercambian 55.000 facturas electrónicas en el país, una cifra que indica crecimiento, pero que palidece ante la proyección de un millón de facturas mensuales en el 2010.

11 de septiembre 2008 , 12:00 a. m.

 
Mientras en los países desarrollados, y algunos latinoamericanos como Chile, la facturación electrónica ya empieza a llegar a un estado de madurez, en Colombia este concepto apenas está despegando entre las organizaciones.

Solo en mayo del 2007 un decreto permitió que se facturara electrónicamente, pero hasta hace pocos meses no había una firma colombiana certificada en el proceso de facturación electrónica. Por ello, la oferta en el mercado nacional era prácticamente nula.  La firma Assenda, de la Organización Carvajal, obtuvo en mayo del 2008 la certificación ISO 9001-2000 que la convirtió en la única facultada para ofrecer este servicio en el país.

En poco tiempo, el número de facturas electrónicas mensuales llegó a 55.000, que equivalen a transacciones por unos 800 millones de dólares mensuales en órdenes de compra y facturación, según Assenda.

Según las normas legales, en el país todo el que esté obligado a facturar debe tener un sistema por computador. Las empresas, en especial las más pequeñas, tratan de cumplir con este requerimiento, pero la mayor parte del proceso de facturación la realizan manualmente.

Entre tanto, la facturación electrónica propiamente dicha abarca cinco procedimientos que se realizan totalmente en línea:  expedición de la factura, entrega, aceptación, conservación y exhibición.

La firma colombiana Assenda informó que este servicio no solo está dirigido a las grandes organizaciones, sino también a las pymes y las microempresas, que al eliminar labores manuales pueden incrementar su productividad con este proceso, el cual es económico y fácil de ejecutar.

Otros de los beneficios de las facturas electrónicas, además de la mayor productividad y la consecuente reducción de costos operativos, son la reducción en el gasto de papel, la eliminación de errores en la digitación de facturas y nota en las áreas de tesorería y contabilidad.

Tras el despegue de la facturación electrónica en Colombia, la compañía estima que hacia el 2010 se pase de las 55.000 facturas actuales a 850.000 o un millón.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.