Abuelas Plaza de Mayo identifican dos hijos de desaparecidos

Abuelas Plaza de Mayo identifican dos hijos de desaparecidos

La presidenta de la organización indicó que los nietos hallados son Laura Catalina, de 31 años, y Federico, de 30, ambos criados por sus apropiadores durante la dictadura militar.

10 de septiembre 2008 , 12:00 a.m.

Así se eleva a 95 los nietos recuperados por Abuelas de Plaza de Mayo.

Laura es hija de Raúl De Sanctis y Myriam Ovando, que eran militantes de la guerrilla del Ejército Revolucionario del Pueblo y fueron secuestrados en la provincia de Buenos Aires en abril de 1977.

Ovando se encontraba embarazada de seis meses al momento del secuestro y fue vista por otros detenidos en la prisión clandestina que funcionaba en la Escuela de Mecánica de la Armada, Esma, en la ciudad de Buenos Aires, donde en julio de ese año dio a luz a una niña.

Según el testimonio que los padres de Ovando dieron años atrás a la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas, durante su cautiverio la mujer logró enviarles una carta en las que les decía que había dado a luz a una niña, a la que había bautizado Laura Catalina, que les sería entregada por los militares.

Sin embargo, la familia Ovando nunca supo más nada de su hija, su nieta ni su yerno.

Federico, en tanto, es hijo de Liliana Pereyra y Eduardo Cagnola, estudiantes de abogacía y militantes de la organización armada Montoneros secuestrados en octubre de 1977 en la ciudad de Mar del Plata, al sur de la provincia de Buenos Aires.

La mujer se encontraba embarazada de cinco meses y luego de permanecer detenida en la Base Naval de Buzos Tácticos de esa ciudad costera, fue llevada a la Esma, donde en febrero de 1978 tuvo un varón al que llamó Federico, pero nuca se supo más de él ni de su padre.

El cadáver de Pereyra fue encontrado en 1985 en el cementerio de Mar del Plata.

En declaraciones a Radio Continental unas horas antes del anuncio, la presidenta de la asociación Estela de Carlotto, explicó que las tomas de muestras para realizar los análisis genéticos que confirmaron la filiación biológica de los jóvenes fueron realizadas por orden judicial, ante la negativa de los mismos a someterse a un análisis.

''Cuando los chicos, estos hombres y mujeres hoy, nuestros nietos, tienen una apropiación muy fuerte, a veces se niegan a querer saber. La justicia está recurriendo en los últimos tiempos a una metodología legal que es la obtención de muestras de ADN a través de su ropa, sus objetos personales'', dijo Carlotto.

''Con el tiempo van incorporando, van sabiendo, van sumando y van poniendo cada cosa en su lugar y hasta le inician juicio a sus apropiadores'', agregó.

Desde 1977 las Abuelas buscan a unos 500 niños nacidos en centros clandestinos de detención o secuestrados junto a sus padres.

Según los registros oficiales, unas 13.000 personas desaparecieron durante la dictadura de 1976 a 1983, pero los grupos de derechos humanos aseguran que esa cifra asciende a 30.000.

La justicia argentina investiga si existió un plan sistemático de robo y cambio de identidad de bebés, causa por la que cumplen prisión preventiva varios ex jerarcas militares.

BUENOS AIRES
AP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.