Rusia amenaza bases de E.U. en Europa del Este y crece tensión en Georgia

Rusia amenaza bases de E.U. en Europa del Este y crece tensión en Georgia

Dijo que apuntará misiles contra las bases que acojan un sistema de defensa estadounidense en Polonia y República Checa. Un policía georgiano fue asesinado por un comando suroseta.

10 de septiembre 2008 , 12:00 a.m.

"No puedo excluir (...) que una parte de nuestros misiles intercontinentales tengan por blanco las instalaciones del escudo antimisiles en Polonia y República Checa y sitios potenciales similares", declaró el general Nikolai Solovtsov, jefe de las fuerzas estratégicas rusas.

Polonia y Estados Unidos firmaron, a mediados de agosto, un acuerdo que permite a Washington instalar en territorio polaco y antes del 2012, diez interceptores capaces de destruir en vuelo eventuales misiles balísticos de largo alcance.

Poco antes, la República Checa había firmado con los estadounidenses un acuerdo para la instalación de un poderoso radar del mismo sistema de defensa.

En la víspera de una visita a Varsovia, el jefe de la diplomacia rusa, Serguei Lavrov, acusó este miércoles a Estados Unidos de haber roto el equilibrio militar con Rusia.

"Seguramente Polonia no ha entendido que se ha convertido en elemento de un juego muy peligroso. El equilibrio entre los potenciales militares de Washington y Moscú se ha roto por culpa de Estados Unidos", afirmó Lavrov en una entrevista publicada por el diario polaco 'Polska'.

La visita de Lavrov, que el jueves se reunirá con su homólogo polaco, Radoslaw Sikorski, y con el primer ministro de Polonia, Donald Tusk, es la primera de un alto responsable ruso a un país de la Unión Europea (UE) desde que a principios de agosto estalló la guerra con Georgia.

Polonia, que dio su firme apoyo al presidente georgiano Mijail Saakashvili contra Rusia, "se vengó" de Moscú, según Lavrov, al aceptar en plena crisis que los interceptores estadounidenses sean instalados en su territorio.

"Polonia se vengó de nosotros por nuestra defensa de los habitantes de Osetia del Sur", una de las dos zonas separatistas georgianas junto con Abjasia, afirmó el canciller ruso.

"Es un comportamiento más bien mezquino, además de un error político", agregó. 

Moscú ve los planes de defensa antimisiles en Europa Central como parte de un esfuerzo por cercar a Rusia, mientras que Estados Unidos insiste en que las instalaciones están dirigidas contra países como Irán.

Sube la tensión

Estos comentarios se producían mientras aumentaba la tensión en Georgia a raíz de la muerte de un policía georgiano alcanzado por disparos de soldados rusos en un puesto de control cerca de Osetia del Sur.

"Un policía georgiano fue blanco de disparos desde un puesto de control ruso en Karaleti hacia las 9:15 de la mañana (hora local). Los rusos efectuaron dos disparos", dijo el portavoz del Mnisterio el Interior, Shota Utiashvili.

Este incidente se produjo dos días después de que el presidente uso, Dimitri Medvedev, alcanzó un acuerdo con el presidente en ejercicio de la Unión Europa (UE), el mandatario francés Nicolás Sarkozy, para que las fuerzas rusas se retiren de Georgia antes del 10 de octubre, aunque no de las regiones separatistas de Osetia del Sur y Abjasia.

Un oficial ruso al mando de un punto de control cerca de la ciudad de Jobi, situado a unos 30 km de Abjasia, afirmó hoy que sus soldados comenzaron a retirarse del país.

"Nos habremos ido en la fecha prevista y estamos preparados para partir antes de lo previsto si nos lo piden", afirmó el oficial, que se negó a identificarse.

Por su parte, un alto responsable georgiano afirmó que la partida de tropas rusas de un pueblo cercano a Abjasia, anunciada la víspera por Georgia como un "primera señal" de la retirada rusa del país, no tuvo lugar y fue anunciada por error.

Según el acuerdo negociado el lunes en Moscú entre Medvedev y la UE, una misión de observadores civiles europeos debe desplegarse en suelo georgiano a partir del primero de octubre; sin embargo, este miércoles estallaron las primeras divergencias entre Lavrov y el jefe de la diplomacia europea, Javier Solana, acerca de si esa misión debían incluir también a las regiones separatistas. 

MOSCÚ (AFP)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.