Está a punto de desaparecer el bosque Mariquita, lugar protagónico de la Expedición Mutis

Está a punto de desaparecer el bosque Mariquita, lugar protagónico de la Expedición Mutis

Mientras el país se prepara para conmemorar el Bicentenario del fallecimiento de José Celestino Mutis en Mariquita, con Presidente a bordo y delegados del gobierno español, el bosque corre peligro.

09 de septiembre 2008 , 12:00 a.m.

Durante ocho años, el sabio recorrió el bosque de Mariquita y realizó el más completo estudio de la flora que se haya hecho en la región. Desde 1960, el ministerio de Agricultura lo declaró reserva forestal. Sin embargo, en los últimos veinte años, ha sido intervenido y depredado, al extremo que en la actualidad su extensión se ha reducido de manera drástica: 500 hectáreas han sido arrasadas de las 630 que fueron inicialmente protegidas.

La falta de control y vigilancia de las administraciones municipales, y hasta su misma mirada permisiva, al entregar a particulares terrenos correspondientes a este pulmón del Tolima, además de la falta de un Plan de Manejo Ambiental, pese a que fue ordenado desde hace casi cincuenta años, son las principales causas de que hoy celebremos la Expedición Botánica sin uno de sus principales protagonistas.

En 1983, cuando fue creada la II Expedición Botánica, en el gobierno de Belisario Betancur, había 77 viviendas construidas en la zona. En el año 1991 este número pasó a 93, a 112 en 1995, a 234 en el año 2000, y en los últimos ocho años el bosque superó las 900 casas, según un informe de la Procuraduría Ambiental y Agraria del Tolima.

El procurador ambiental, Diego Alvarado, instauró en el 2007 una acción popular que buscaba que se ordenara al Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo, asignar los recursos necesarios para la recuperación de la Reserva Forestal y para la reubicación de los asentamientos subnormales, al tiempo que se obligara a Cortolima a establecer el Plan de Manejo Ambiental de la zona y ejerciera el control y vigilancia de la misma.

El Juzgado Quinto Administrativo del Circuito, como medida cautelar, prohibió a la alcaldía de Mariquita autorizar cualquier tipo de construcción en el bosque. Hasta el momento, esta es la única medida que se ha tomado para proteger al bosque del asentamiento humano.

Según la Procuraduría "La ONG Cabildo Verde denunció que el municipio ha vendido terrenos que hacen parte de la Reserva Forestal, para la construcción de la invasión Villa Janeth, entre otros. Además, Cortolima otorgó a la Sociedad Covin Ltda., licencia ambiental para la construcción de la urbanización Quintas de San Pedro que se fija en el sector de la carrera 1a. con calles 10 y 11, pero que en realidad está ubicada en el sector que cubre la Reserva Forestal".

Sin embargo, agrega la Procuraduría, al ser ésta una ONG, los organismos del estado han hecho caso omiso a sus recomendaciones.

Catástrofe ambiental

Un estudio realizado para la Procuraduría por la ingeniera forestal Karen Dayhana Bárcenas, encontró que la diversidad de especies (flora y fauna) se ha visto seriamente disminuida.
"De 514 especies por hectárea en 1967, hoy hay menos de 328", afirmó Bárcenas. "En la actualidad el bosque muestra una fase de desequilibrio que está llevando a la inminente extinción y a su clausura", agregó.

"Las invasiones han generado contaminación de las fuentes hídricas, talas indiscriminadas, quemas y dispersión de la fauna, generando degradación y disminución del flujo hídrico de las fuentes pertenecientes a la Reserva Forestal", afirma Alvarado.
Y sigue Bárcenas: "No sólo hay una significativa disminución de individuos en el bosque sino una muy baja velocidad de generación del mismo".

En el año 2007, Esther Julia Cárdenas, habitante del municipio y quien ha abanderado una lucha para proteger la reserva, denunció el manejo inadecuado de los terrenos en cuanto a extracción de rocas y construcción de tanques en zonas que presentan desestabilización, sin autorización del ministerio.
"La catástrofe ambiental es tan grande que ni siquiera es posible cuantificarla", afirmó Diego Alvarado.

El próximo 11 de septiembre, en Mariquita, y luego de los discursos del Presidente, la Ministra de Cultura, Belisario Betancur como presidente de la Comisión Mutis, Juan Carlos Acero, alcalde de Mariquita, y la siembra de canelos en la plaza mayor del pueblo, los invitados a la fiesta podrán recorrer el bosque.

Según la última inspección que realizó la procuraduría, hace un año, los invitados van a encontrar el bosque sin aislamiento, viviendas construidas dentro de la zona y sobre el margen de la quebrada El Peñón, ningún Plan de Manejo Ambiental, ningún plan de reforestación, poco sotobosque, maleza, pruebas de tala indiscriminada, trochas dentro del bosque, poco control biológico, flujo migratorio y poca o ninguna fauna.

"Es que no se ha hecho nada trascendental por el bosque. No existen planes de manejo implementados. No podemos hacer un acto puramente académico, cultural o social. Esta es la oportunidad de resarcir todo lo que se ha afectado. Hay que llamar la atención del Presidente, los ministerios y la comunidad internacional para gestionar recursos que permitan recuperar el bosque", dice Alvarado.

"Así como vamos, esta va a ser la última celebración porque el bosque se va a acabar", agregó el Procurador Ambiental.
Durante varios años, la depredación del bosque fue la consigna del 'desarrollo' de Mariquita. Sin embargo, la acción popular interpuesta en el 2007 por la procuraduría fue el detonante para que las diferentes organismos del estado iniciaran algún tipo de acción.

Carmen Sofía Bonilla, directora de Cortolima, afirmó que en agosto de 2008 se suscribió un convenio con el Ministerio de Medio Ambiente, para el Plan de Manejo Ambiental del bosque de Mariquita por un valor de 140 millones de pesos de los cuales el Ministerio aporta en efectivo 90 millones y Cortolima aporta 50.
Dicho convenio es para las 630 hectáreas de reserva, que según la Procuraduría solo tiene hoy 130.

"Actualmente se han venido realizando mantenimientos y aislamientos del bosque y se espera que en dos meses el plan esté listo. En este momento estamos en etapa de diagnóstico.", afirma Bonilla.

Durante este año, Cortolima ha iniciado 33 acciones por captacion ilegal y contaminacion de aguas

Tolima 7 días conoció una comunicación del Ministerio de Medio Ambiente en el que afirman tener un estudio diagnóstico para el plan de manejo ambiental, desarrollado en convenio con los países bajos.

Nadie conoce en el Tolima los alcances de este estudio, ni un posible plan de implementación.

Uno de los grandes responsables de la catástrofe ambiental de Mariquita, ha sido, sin lugar a duda, las administraciones municipales.

Juan Carlos Acero, alcalde actual del municipio, afirmó que es poco lo que el municipio, históricamente, ha hecho por este pulmón.

"Solo hay cuatro guardabosques que pagamos nosotros y se han hecho campañas de educación con los niños a través de una ONG", afirmó.

Acero no desconoce la gravedad de la crisis ambiental, y afirma que él solo responde desde Enero.

"Hay que tratar de conservar lo que hay. Existe un convenio con el Ministerio del Medio Ambiente para reforestar la cuenca de El Peñón, y con Cortolima, otro, para construir un vivero", agregó Acero..

El alcalde presentará proyectos por 22 mil millones de pesos al gobierno nacional y al gobierno español que incluye una partida para recuperar el bosque, entre otros temas.

"Presentaré al gobierno español cinco proyectos que incluyen una central de urgencias que permita atender a los cerca de 22 mil visitantes que esperan tener en el municipio, un coliseo cubierto con forma de corona, con capacidad para cinco mil personas llamado 'Corona Real', la restauración del parque central del pueblo y una biblioteca virtual como las que existen en Medellín", afirmó.

Centro Iberoamericano de Biósfera

En medio de la catástrofe ambiental, un proyecto de acuerdo del municipio, busca declarar a Mariquita como el Centro Iberoamericano del Patrimonio de Biosfera con el fin de promover, liderar y fomentar procesos que incentiven el reconocimiento, el estudio y la investigación ambiental.

La idea es proyectar el legado botánico de Mutis como un aporte para mitigar la crisis de la biósfera, según un proyecto de acuerdo que será presentado al concejo municipal.

Jaime Cruz Rengifo, asesor del proyecto Mutis, busca con esta propuesta la creación de un parque temático y observatorio de reservas de biósfera, al tiempo que quiere institucionalizar el premio orden 'Conciencia de Biósfera José Celestino Mutis' para exaltar a las personas u organizaciones que contribuyan a la salvaguardia del planeta.

El proyecto ha sido llamado MaB 200 años e iniciará con la entrega de tres distinciones, que consisten en una replica de hoja de quina, especie fundamental en la investigación del científico.

Una oportunidad para gestionar recursos que permitan no sólo frenar el proceso de extinción del bosque sino promover su recuperación.

Diego Alvarado - Procurador Ambiental y Agrario del Tolima

"La celebración no puede limitarse a los actos académicos, sociales y culturales. Es el momento de resarcir todo el daño ambiental que se ha hecho. Eso honraría realmente a Mutis".

Juan Carlos Acero - Alcalde de Mariquita

"Las anteriores administraciones han sido las principales responsables del daño ambiental. Han vendido terrenos del bosque a particulares, incluso, hay una invasión que lleva el nombre de una ex alcaldesa".

Por Carlos Pardo Viña
Jefe de Redacción

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.