Restringen tránsito de vehículos en la vía entre Sogamoso- Aguazul (Casanare)

Restringen tránsito de vehículos en la vía entre Sogamoso- Aguazul (Casanare)

La medida la tomó el Instituto Nacional de Vías (Invías) desde el pasado 25 de agosto, acoge a tractomulas de doble troque pero aún no acatan la medida.

08 de septiembre 2008 , 12:00 a.m.

Para burlar la norma, los conductores de este tipo de automotores empezaron a circular en horas de la noche y la madrugada, según informaron las autoridades.

Hace 10 días una tractomula quedó enterrada en el sector La Orquídea y cuando un grupo de pasajeros de una buseta, que viajaba entre Yopal y Sogamoso, ayudaba a sacar de entre lodo el vehículo, este atropelló a Sergio de Jesús Fonseca Díaz y le causó la muerte.

Fonseca, de 50 años, era oriundo de Sogamoso, del barrio Los Alpes, pero vivía en el Casanare.

El accidente se produjo entre las 4:30 y las 5:00 de la mañana.

En La Orquídea, donde hay una curva y la vía es muy angosta porque las avalanchas se llevan la banca de la carretera, se volcaron dos tractomulas en el último mes.

Para hacer cumplir la resolución del Invías, la Policía de Carreteras de Boyacá y Casanare pusieron puestos de control en Sogamoso y Aguazul.

El cierre de la vía para vehículos de más de dos ejes durará mientras se adelantan unas obras en dos sectores críticos del Cusiana.

"La medida se estableció por cuatro meses, pero si terminan antes las obras creo que se podría habilitar en menor tiempo el tránsito para los dobletroques y las mulas", anunció el director del Invías Regional Casanare, Ricardo Avella Chaparro.

Hay descontento por el cierre

Efraín Peláez, conductor de una tractomula que transporta electrodomésticos para Casanare, dijo que el cierre de la vía del Cusiana le incrementa el costo del viaje entre Bogotá y Yopal.

"El viaje se encarece en más de 200 mil pesos por Villavicencio, ya que hay que pagar más peajes y se gasta más combustible", afirmó. 

Pero no solo los conductores de los vehículos pesados están descontentos con la medida del Invías. Los que viven de ayudar a sacar las tractomulas y los doble troques del fango también protestaron por la restricción para los 'pesados'.

Julio César Sánchez, quien desde hace ocho años trabaja en la carretera entre el sector de Corinto y el municipio de Pajarito jalando carros con una guaya de acero, manifestó que todavía el Invías no ha iniciado las obras en la vía.

"Para qué prohíben el paso de las tractomulas si todavía no van a hacer las obras que anunciaron", señaló disgustado.

El Invías suscribió un contrato por cerca de 250 millones de pesos para ampliar el paso en la quebrada La Orquídea y adelantar obras en el  sector del Verbeno, sectores de paso  difícil.

Rebusque en la vía

En la carretera del Cusiana al menos 20 personas viven de alquilar guayas de acero para jalar los carros que en época de invierno se quedan enterrados en el lodo.

Uno de ellos es Julio César Sánchez, a quien los  muleros  llaman a su celular cuando quedan atrapados entre el lodo o en medio de un deslizamiento de tierra.

"Los mismos transportadores me dieron la idea de comprar la guaya hace ocho años", precisó Sánchez, quien trabaja con cuatro ayudantes.

Por ayudar a sacar una tractomula del barro le pagan entre 50 mil y cien mil pesos. Diariamente se gana cerca de 300 mil pesos.

Con la guaya, cadenas y ganchos amarran la mula y la tiran con otro vehículo. Julio césar y sus ayudantes también jalan con sus manos la soga de acero para lograr sacar del barro los camiones.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.