Desde enero próximo, Dane actualizará mediciones de inflación con uso de nuevos indicadores

Desde enero próximo, Dane actualizará mediciones de inflación con uso de nuevos indicadores

"Variaciones de los precios de los productos y servicios mayormente consumidos por la población" se basará en la encuesta de ingresos y gastos de los hogares realizada entre 2006 y 2007.

08 de septiembre 2008 , 12:00 a. m.

Próximo a entrar a la "tercera edad", el Dane en octubre cumple 54 años de estar produciendo "estadísticas estratégicas para el país", dijo su director, Héctor Maldonado.

El Departamento Administrativo Nacional de Estadística no baja la guardia en el mejoramiento continuo de sus instrumentos buscando elevar la calidad, eficiencia y oportunidad de la información. Varios ejemplos de esa afirmación son, precisamente, las tres investigaciones mencionadas.

El actual Índice de Precios al Consumidor (IPC) proviene de una encuesta similar efectuada a mediados de los 90, que ya quedó desactualizada porque con el paso del tiempo los hogares cambian su estructura de gastos.

A la llamada canasta familiar entran nuevos bienes y servicios simultáneamente con la salida de otros, que desaparecieron del mercado o cuya importancia en el gasto hogareño ahora es ínfima.

Por ello, en la nueva canasta "construida" por el Dane aparece que las telecomunicaciones (teléfonos celulares, internet) y nuevas tecnologías en electrónica (iPod, MP3, televisores de plasma, computadores) han ganado terreno en los presupuestos familiares, mientras que han retrocedido los fósforos, las velas, arreglo de ropa, lo que refleja los cambios en los consumos de los hogares.

El uso de la nueva canasta y el nuevo IPC conducirá a una mayor precisión en el cálculo de la inflación, comentan directivos del Dane, aunque no evitará los infaltables cuestionamientos de diferentes sectores de la sociedad.

Después de los controvertidos cambios del segundo semestre del 2006 a la forma de medir el mercado laboral (empleo, subempleo, desocupación, inactividad), el Dane comenzó a aplicar este año los resultados del Censo 2005 en la Gran Encuesta Integrada de Hogares (Geih), lo que hizo variar las cifras absolutas de esas variables.

Las nuevas proyecciones de la población, que tuvieron en cuenta, entre otros fenómenos, la emigración de millones de colombianos, redujeron los trabajadores ocupados y desocupados aunque, en general, se mantienen los porcentajes basados en las proyecciones del censo de 1993.

Así, por ejemplo, al utilizar las nuevas proyecciones el total de desempleados en julio del año pasado fue de 2'280.000 personas contra la cifra revisada de 2'133.000;las ocupadas fueron 18'024.000 frente al dato ajustado de 16'984.000.

Como en el caso de la canasta familiar, señala Héctor Maldonado, el país gana en conocimiento y precisión sobre lo que sucede en el mercado de trabajo, ya que, adicional a lo comentado, a partir de enero la información corresponderá a 24 ciudades, 11 más que las examinadas actualmente. 

La medición de la generación anual de riqueza en el país, que se refleja en el comportamiento del Producto Interno Bruto (PIB), la venía haciendo el Dane tomando como base la estructura de producción y consumo de 1994.

Siguiendo recomendaciones internacionales, hace siete años la entidad inició un proyecto para modificar la base de cálculo de las cuentas nacionales e incorporar cambios institucionales, particularmente el que tiene que ver con la seguridad social, y nuevas fuentes de información e investigaciones estadísticas.

El crecimiento del PIB del primer trimestre del 2008 estrenó la nueva base: el año 2000, a partir del cual se encuentran las cifras ajustadas (empalmadas) tanto del desempeño de la economía en general como de cada una de las grandes ramas de actividad económica.

Como la recomendación es cambiar la base cada 5 ó 10 años, el Dane ya está trabajando para hacer otro cambio y mover la base al 2005, lo que recogería las transformaciones del aparato productivo colombiano ocurridas al despuntar el siglo XXI.

Los más consultados

Cifras del Dane sobre inflación, desempleo crecimiento económico son las más consultadas por los colombianos

El interés se da porque aumento de precios carcome los presupuestos hogareños, mientras que desocupación o empleo traen desdichas o cierta seguridad, al igual que el comportamiento de la economía.

Esos tres trabajos, sin embargo, son apenas, para usar una figura manida, la 'punta del iceberg' de la rutina del instituto oficial de las estadísticas colombianas: 65 investigaciones al año, entre continuas y especiales.

Trabajos a granel

Entre las investigaciones que realiza el Dane se encuentran: Índice de Precios del Productor (IPP); Índice de costos de construcción pesada y de vivienda; Índice de precios de edificaciones y viviendas nuevas; licencias de construcción; educación formal; sacrificio de ganado; muestra mensual manufacturera y de comercio minorista; exportaciones e importaciones; transporte urbano de pasajeros.

También, Encuesta de Calidad de Vida; Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI); victimización; y las muy recientes encuestas sobre consumo cultural, cultura política y Calidad de la gestión estatal para el desarrollo empresarial.

En la encuesta de ingresos y gastos también se recoge información que es utilizada por la Misión contra la Pobreza (DNP) para estimar la pobreza y la indigencia. A partir del 2009 este cálculo correrá por cuenta del Dane.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.