Asif Alí Zardari busca una nueva democracia en la presidencia de Pakistán

Asif Alí Zardari busca una nueva democracia en la presidencia de Pakistán

El nuevo presidente de Pakistán no solo fue el esposo de Benazir Bhutto. Tiene un pasado sobre el cual se podrían escribir varios tomos: mujeres y procesos por corrupción serían algunos capítulos.

07 de septiembre 2008 , 12:00 a. m.

Pero su 'hermano de sangre', Anjum Shas, dice que ese pasado dudoso es pasado y que Zardari merece "que los paquistaníes le demos otra oportunidad".

El nuevo jefe de Estado es la persona que más tiempo ha pasado en las cárceles de su país. Por eso, sus allegados lo apodan el 'Nelson Mandela' paquistaní.

Aunque sus ambiciones no eran precisamente políticas, de la noche a la mañana llegó al poder con el respaldo de la mayoría en el Parlamento.

El copresidente del Partido Popular de Pakistán (PPP) estuvo once años y medio en prisión.

La primera condena, de tres años, fue entre 1990 y 1993, después de que cayó el primer Gobierno de su esposa, Benazir Bhutto. En octubre de 1996, cuando su mujer fue destituida de nuevo, Zardari terminó otra vez en la cárcel bajo cargos de corrupción, por ocho años y medio. En 2000 abandonó el país y se marcho a Estados Unidos.

"No es justo que se hable de él con tanta frivolidad", critica Shas. Zardari se casó hace 20 años y más de la mitad de ese tiempo lo pasó en la cárcel, "sin que ningún juez probase su culpabilidad", separado de su mujer, agregó.

Como la mayoría de los simpatizantes del PPP, Shas cree que los cargos contra Zardari tenían motivaciones políticas para presionar a Bhutto, cuando ella estaba en el Gobierno.

Una persona brillante

El viudo de Benazir es la persona "más inteligente y astuta" que ha conocido Shas. Desde pequeño demostró que "tenía las cosas muy claras" y "conseguía todo lo que se proponía", asegura su amigo.

Ambos nacieron en Nawak Shah, una precaria aldea rural a 300 kilómetros de Karachi con carreras sin asfaltar, un deficiente alumbrado público y con un acceso limitado a las nuevas tecnologías. Paradójicamente, el nombre de esta localidad significa "Pueblo del Hombre Rico".

Sus primeros años escolares los cursó en la antigua escuela del Convento Santa María de Nawab Shah y a los ocho años se marchó con su familia a Karachi, donde continuó sus estudios en el colegio Saint Patrick.

Allí conoció a Babar Tajammul, con el que aún mantiene una estrecha amistad. "En sus tiempos de juventud, Zardari era conocido en todas las discotecas de Karachi", recuerda con cierta nostalgia Tajammul. "Aún hoy me sorprendo al ver como ese chico que era un bala perdida ha llegado a presidente de Pakistán", manifiesta.

Tajammul explica que la persona que realmente cambió a Zardari y le hizo madurar fue Timy Bokhari, la segunda esposa de su padre, Hakim. Timy, una intelectual adelantada a su época, fue quien preparó a Zardari para después forzar su boda con Benazir, la hija del Zulfiqar Ali Bhutto, en 1987.

Aunque se ha especulado mucho sobre la infeliz relación de la pareja, Tajammul cree que Zardari respetó y amo a su esposa: "Todo lo que es ahora, lo ha conseguido gracias a ella". Incluso, cuando heredó la presidencia del PPP, "le entró pánico, porque el listón que debía superar era muy alto".

Ahora, su amigo espera que "tanto poder no le desvíe de su camino" y pueda continuar con el sueño por el que se sacrificó Bhutto: devolver la democracia a Pakistán.

ETHEL BONET
PARA EL TIEMPO
KARACHI

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.