Así es ganarse la vida como publicidad humana en Bogotá

Así es ganarse la vida como publicidad humana en Bogotá

Personas que deben sostener pasacalles, vestirse de patinadoras 'sexys' o disfrazarse de curiosos objetos, se toman todos los días las calles de la ciudad.

05 de septiembre 2008 , 12:00 a.m.

Con un sofocante disfraz de tela pesada y lona blanca, María Lilia Rodríguez, de 58 años, encarna a una muela gigante que se roba las miradas de los conductores que circulan por la 63 en busca de los cerros.

María, una humilde mujer residente en el barrio Marco Fidel Suárez, en el sur de Bogotá, sale disfrazada del un local cercano que busca promocionar sus resinas de fotocurado, blanqueamientos láser, implantología y cajas de dientes con paladar blando y se sienta en una silla frente de una cigarrería.

Desde las 10 de la mañana hasta las 6:30 de la tarde interpreta su papel por el que le pagan 20 mil pesos diarios. "Afortunadamente el patrón me da el almuerzo", confiesa aliviada.

En otra esquina de la urbe, dos muchachos de apariencia moderna, por sus gafas oscuras de marco de carey y el pelo alborotado, promocionan una nueva mole de cemento que será inaugurada próximamente en el Chicó.

Su trabajo consiste en sostener una pancarta en el congestionado cruce de la carrera 15 con 85. "Antes nos daba 'oso', pero ahora esperamos a que nos contraten", cuenta uno de los jóvenes que combina la publicidad humana con sus estudios de Comunicación Gráfica en la Universidad Minuto de Dios. Al final de la tarde una señora les dará por siete horas de trabajo 25 mil pesos, cinco mil pesos más de lo que pagan en Chapinero y en el centro por la misma actividad.

Patín y volante

Una pareja de 'sexys' patinadoras arriesgan la vida por entre los carros, las busetas y los colectivos que transitan por la calle 72 .

Ana y Graciela entregan almanaques de una conocida tienda de ropa para conseguir el dinero que les permita continuar con sus estudios de Criminalistica en una academia de Teusaquillo.

Son patinadoras de medias veladas color piel, faldita hasta el muslo y licra forrada a la altura del busto. Agraciadas señoritas que ruedan coquetas hasta la ventanilla de los conductores que no dudan en recibir la hoja de papel cargada de promociones. "Son muy bonitas, uno recrea el ojo por un rato", señala Orlando Carreño, desde la cabina de un bus ejecutivo. Esta actividad aún no esta regulada por ninguna entidad mientras que las denuncias de los vecinos, por invasión al espacio público y contaminación visual, aumentan.

El mercado del BTL capitalino

En el medio, a este tipo de publicidad se le conoce con el nombre de BTL porque es una forma de promocionar productos en medios no masivos como los semáforos o en establecimientos de comercio de gran afluencia de público.

Las compañías que se encargan de este tipo de publicidad mandan a hacer los pasacalles y los petos que tienen un costo aproximado de 90 mil pesos según el tamaño y las necesidades del cliente.

"El mercado se mueve, principalmente, con los lanzamientos de productos o de telenovelas. En ese caso se contratan, además de los jóvenes que exhiben los pasacalles, a modelos de importantes agencias", explica Johanna González, coordinadora de márketing de una agencia de publicidad.

Se calcula que 200 personas en promedio son contratadas para este tipo de campañas. Son universitarios cuyos datos aparecen en las bases de información de las empresas y cuando sale algún trabajo son convocados. Como se trata de publicidad móvil la Policía poco puede hacer para impedir que en algunos casos se invada el espacio público.

FABIÁN FORERO BARÓN
REDACCIÓN BOGOTÁ

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.