Muy positivo el comportamiento de la economía en el departamento del Atlántico

Muy positivo el comportamiento de la economía en el departamento del Atlántico

"En el Atlántico están pasando cosas buenas", dijo el presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio, Luis Fernando Castro Vergara, al entregar el balance positivo semestral sobre la economía local

03 de septiembre 2008 , 12:00 a. m.

El dirigente destacó el crecimiento de la inversión neta de capital, la inflación estable de la capital, el movimiento de dinero en el sistema financiero, y el crecimiento del comercio exterior.

Y se destaca aún más este comportamiento pues tiene como telón de fondo nacional una desaceleración económica preocupante para el sector productivo y para el Gobierno.

Es un ambiente general con inflación disparada (se prevé que la expectativa no se cumplirá), afectado por un incremento notorio del combustible en el primer semestre, y por los alimentos, cuya incidencia es el 80 por ciento en el consolidado.

Contra este panorama, resulta que en el Atlántico, se invirtieron 224.912 millones de pesos en el primer semestre del 2008, cuando en igual periodo del 2007, se reportaron 136.050 millones, con un crecimiento del 54,2 por ciento en términos reales; es decir, restando la pérdida de valor en la moneda, y, por otra parte, dejando por fuera montos atípicos elevados.

La inversión se concentró en el sector electricidad-gas-agua (38,3 por ciento), seguido por la industria (23,9) y el comercio (17,2). Esto está relacionado, de paso, con el crecimiento del 7 por ciento reportado en el número de sociedades, que pasaron de 1.119 a 1.198 entre los dos periodos.

"En esto tuvo mucho que ver con la relocalización de empresas, vinculado, a su vez, con la dinámica de Barranquilla, lo que ocasiona una buena percepción sobre la ciudad", consideró Castro Vergara.

Al desagregar los principales indicadores, el director de la Fundación para el Desarrollo del Caribe (Fundesarrollo), Carlos Ospino, destacó el crecimiento del 3,8 por ciento en el consumo de gas natural en el Atlántico (alcanzó los 12.844 millones de pies cúbicos), variación que al extraerle la participación de las generadoras eléctricas, queda en 2,8 por ciento. "Esto ratifica la dinámica de la economía", dijo.

En la presentación de las cifras, realizada en el antiguo edificio de la Aduana, análisis aparte mereció el comportamiento del mercado laboral, pues al cruzar la población económicamente activa con el aumento de los puestos de trabajo, resulta que 8.560 personas dejaron de estar desocupadas.

La tasa de desocupación, en consecuencia, se ubicó en 10,4 por ciento, por debajo del 11,1 por ciento nacional. "Se ve el efecto del ensanche productivo, que alcanzó a jalonar a las personas desempleadas", consideró Castro Vergara. 

A esto se suma que la calidad del trabajo mejoró, dado que el subempleo objetivo (por debajo de las consideraciones mínimas legales) pasó del 9,5 por ciento al 6,5 por ciento.

El desempleo subjetivo (cuando alguien se siente trabajando por debajo de su preparación o capacidades), pasó, a su turno, del 25,7 por ciento al 13,4 por ciento.

Y en cuanto al movimiento financiero, se resalta que las captaciones bajaron el 3,8 por ciento, lo que fue atribuido por Castro Vergara a que los hogares y las empresas están invirtiendo más, y que en el caso de los hogares, por lo menos, como están gastando más, no tienen saldos de liquidez para ahorrar. Las colocaciones, en cambio, crecieron el 17,7 por ciento, lo que podría ser una señal de la dinámica inversionista.

Por último, Castro Vergara llamó la atención acerca del crecimiento en las ventas al exterior, que pasaron de 311,3 millones de dólares, a 439 millones entre un periodo y otro. Eso representa una variación del 41 por ciento en valores, mientras que en tonelaje el crecimiento fue del 82,6 por ciento.

Las importaciones pasaron de 614 a 757,9 millones de dólares, es decir, subieron el 23,3 por ciento, y aunque en toneladas la baja fue del 7,1 por ciento, la aparente contradicción se explica, según Castro, porque en Barranquilla prima la importación de graneles limpios de origen agrícola, y se trata de materia prima cuyo valor internacional ha crecido por el cambio de vocación hacia la producción de biocombustibles de áreas antes destinadas al cultivo de granos y cereales.

La de la inflación se mantiene estable en un crecimiento local del 5,32 por ciento, por debajo incluso de la media nacional del 6,02 por ciento.  Los alimentos tuvieron mucho peso en este indicador.

JAVIER FRANCO ALTAMAR

Corresponsal de EL TIEMPO

BARRANQUILLA


 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.