Proyecto de Ley para imponer medidas proteccionistas a exportadores se debate en el Senado

Proyecto de Ley para imponer medidas proteccionistas a exportadores se debate en el Senado

La iniciativa busca limitar las ventas de textiles, confecciones y calzado importados en los grandes supermercados. Javier Díaz Molina, presidente de Analdex, no está de acuerdo.

03 de septiembre 2008 , 12:00 a.m.

Según el proyecto, radicado por el senador del Partido de la U Juan Carlos Vélez, por lo menos la mitad de estos productos ofrecidos en las grandes superficies deberán ser de origen colombiano.  Agrega, "para proteger a los empresarios nacionales".

Pero para Díaz, presidente de la Asociación Colombiana de Comercio Exterior (Analdex), que este jueves, inicia en Cali su XX Congreso Nacional, "el país tiene que olvidarse de que exportar es bueno e importar es malo. Esto es de doble vía".

La exhortación se produce, también, en momentos en que  el Gobierno acaba de fijar precios de referencia para los mismos productos en reemplazo de los cupos que estuvieron vigentes hasta el domingo pasado.

Los aires proteccionistas, sin embargo, no se limitan a esas dos iniciativas pues ya se están otorgando subsidios, por diferentes vías, a empresarios y exportadores por la revaluación del peso, el contrabando y la subfacturación, que ha llevado a quiebras de floricultores y confeccionistas y despidos de trabajadores, y para estimular la modernización industrial.

Temor de que se cierre la economía

Díaz teme a las propuestas que, con el argumento de favorecer a los exportadores afectados por la revaluación del peso, puedan convertirse en elementos de cierre de la economía, por lo cual "hay que salirles al paso".

El ministro de Comercio, Luis Guillermo Plata, dijo no conocer la iniciativa del senador y agregó que en el Gobierno no funcionan con criterios ideológicos sobre protección a ultranza sino con pragmatismo teniendo en cuenta las coyunturas y atendiendo las necesidades empresariales.

Por su parte, el presidente de Analdex es categórico en rechazar el proyecto de Vélez, entre otros motivos porque es discriminatorio contra los grandes supermercados sin que haya razones para ello. Además, enfatiza, el comercio internacional es de doble vía: se exportan y se importan bienes.

Hay que castigar, agrega, a los tramposos, a los contrabandistas, a los que subfacturan las importaciones (declarar precios por debajo de los reales) y no al empresario que actúa dentro de la legalidad.

Medidas contra el contrabando

Frente a la subfacturación, una forma de competencia desleal con la producción nacional, el Gobierno estableció cupos de importación para textiles, confecciones y calzado provenientes de China, los cuales estuvieron vigentes hasta hace cuatro días.

Desde el lunes pasado deberían regir unos precios de referencia para los mismos productos, pero el decreto fue expedido apenas el martes en la noche y contempla que si el valor declarado es el de referencia o superior se le aplicará el arancel de 20 por ciento.

Si es inferior, el gravamen salta a 35 y 40 por ciento para calzado y confecciones, respectivamente, lo que hizo sonar las alarmas en algunos gremios, entre estos Analdex.

La medida rige por un año y cobija no solo a los bienes chinos sino a los de cualquier origen, salvo a los de aquellos países con los cuales Colombia tenga suscritos tratados de libre comercio.

Analdex pidió revisar dichos precios porque, explicó en una reunión con el presidente Álvaro Uribe, no diferencian entre productos de diferentes tallas, que consumen más o menos tela y otras materias primas y, por lo tanto, los valores no pueden ser iguales.

Además, dijo, porque hay empresarios que importan a precios inferiores a los de referencia y serían obligados a declarar a estos valores o en caso contrario a pagar el sobrearancel.

"Es necesario revisar esos precios para evitar que se termine cerrando la economía y castigando la competitividad de las empresas eficientes", comentó Díaz cuando la Dian atendía esa petición.

Apoyos económicos

De otro lado, para aliviar a los exportadores industriales por la revaluación del peso, 10,59 por ciento en los últimos 12 meses, el Gobierno les entregaría directamente 100.000 millones de pesos en subsidios, a razón de 100 pesos por cada dólar despachado.

Después de un forcejeo entre los Ministerios de Comercio y Hacienda, se impuso la tesis de este último, que temía por la legalidad de la decisión, y esa cuantía adquirió la forma de Cert. En breve comenzarán los reintegros.

Además, está prometida otra ayuda a los exportadores relacionada con el pago de los aportes parafiscales, llamada Cert laboral, y que estará en función del comportamiento de la tasa de cambio.

También se han reducido los aranceles desde 5, 10, 15 y hasta 20 por ciento a cero por ciento a bienes de capital y materias primas, con el objeto de estimular la modernización de las empresas y aumentar su competitividad mediante la disminución de costos de los productos finales.

Para ese fin, el Ministerio de Hacienda concedió un cupo (costo fiscal) de 70.000 millones de pesos para este año, el cual, probablemente, no será agotado en su totalidad.

Esas ayudas económicas (entrega de subsidios y no pago de aranceles) sin duda alguna e independiente de su motivación, son medidas de protección (específicas unas y generales, otras) que no apuntan al cierre de la economía colombiana, que es el temor del presidente de los exportadores.

Licor etiquetado

Además de pagar el impuesto correpondiente, todos los licores extranjeros que ingresen a la zona aduanera de Maicao, Uribia y Manaure deben señalar en una etiqueta que es para importación exclusiva de dicha zona, el nombre y el código del importador.

Lo anterior, para combatir el gigantesco contrabando de licores por esa vía, que golpea al fisco, a los importadores legales y a los productores nacionales.

El presidente de Fenalco, Guillermo Botero, aplaudió esa decisión tomada en agosto, pero observó que es un reglamento técnico que puede ser interpretado como un obstáculo al comercio (medida proteccionista) prohibido por la OMC y la CAN.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.