Primer ministro de Pakistán sale ileso de un atentado

Primer ministro de Pakistán sale ileso de un atentado

A tres días de que el Parlamento elija nuevo Presidente, desconocidos dispararon en dos ocasiones contra el vehículo de Yusuf Raza Gilani. El hecho se registró en Rawalpindi, un suburbio de Islamabad.

03 de septiembre 2008 , 12:00 a.m.

Funcionarios dijeron que Gilani no se encontraba en el vehículo, pero que el ataque revela la inquietud política y muestra una vez más la violencia que afecta a la única nación islámica que posee armas nucleares.

El portavoz de Gilani aseguró inicialmente que el primer ministro se encontraba en el vehículo, pero más tarde no quiso confirmarlo, en medio de la confusión en torno al tiroteo ocurrido en Rawalpindi, ciudad guarnición que alberga las oficinas centrales militares de Pakistán.

"Dos balas impactaron los vidrios de la ventana del auto a prueba de balas", dijo el portavoz, Zahid Bashir. 

"Por la gracia de Alá, el primer ministro está a salvo", agregó. Imágenes televisivas mostraron el vidrio resquebrajado de un Mercedes que hace parte del parque de vehículos del primer ministro. 

Funcionarios indicaron que el auto iba a buscar al primer ministro al aeropuerto.

"El convoy se dirigía a recibir al primer ministro", explicó a la televisión la ministra paquistaní de Información, Sherry Rehman. 

"Fracasaron los que tenían esas intenciones", agregó la funcionaria tras indicar que "es un acontecimiento de magnitud y algo grave pasó".

Gilani es primer ministro desde marzo tras el triunfo electoral de su  Partido Paquistaní del Pueblo (PPP), formación de la ex primera ministra Benazir Bhutto, asesinada en Rawalpindi en diciembre pasado.

Pakistán tiene una larga historia de sangrientos atentados y el intento contra la vida de Gilani ocurre en momentos en que los congresistas se preparan para elegir el sábado al nuevo Presidente que reemplazará a Pervez Musharraf.

Musharraf, que sobrevivió a múltiples atentados mientras estaba en el cargo, renunció el mes pasado luego de que la coalición en el poder trató de destituirlo.

El atentado contra Gilani ocurre también en medio de la preocupación internacional sobre la estabilidad de Pakistán, un aliado vital en la guerra "antiterrorista" estadounidense y país que es visto cada vez más como un refugio para militantes de  Al-Qaeda y talibanes.

La renuncia de Musharraf y el proceso para reemplazarlo ocurre en medio de un prolongado debate con los militantes islamistas que han realizado una serie de atentados suicidas y enfrentamientos con tropas en la frontera afgana.

Un doble atentado suicida talibán en la fábrica de armas más importante de Pakistán, el mes pasado, mató a decenas de personas y fue el más sangriento contra un emplazamiento militar paquistaní.

Funcionarios del gobierno no quisieron especular por ahora sobre los posibles autores de los disparos contra el vehículo de Gilani.

La ministra paquistaní de Información, dijo que se están haciendo investigaciones y que el resultado de las mismas se hará público.

ISLAMABAD
AFP

 

 

 


 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.