Pescadores que antes mataban tortugas en Guapi (Cauca) ahora las salvan

Pescadores que antes mataban tortugas en Guapi (Cauca) ahora las salvan

Unos 250 mil reptiles, la mayoría de las especies Cartetta-Caretta y Caná, mueren al año en el Pacífico. WWF pide a los pescadores usar anzuelos 'circulares' para detener esta masacre.

01 de septiembre 2008 , 12:00 a. m.

Con la versatilidad de un cuentero callejero, Édgar Mancilla, un pescador de la isla Bazán, situada a hora y media de Guapi y vecina a la exótica Gorgona, narra los momentos en los que masacraba desde su bote a decenas de tortugas para venderlas como afrodisíacos.

Mancilla, que se acerca a los 50 años, dice que cuando quedaban atrapadas por accidente en algunos de los anzuelos que instalaba a lo largo de un sector de la costa, en lugar de devolverlas al mar las despresaba vivas y les desgarraba el vientre para sacar sus huevos.

Nunca le pasó por la cabeza cambiar de actitud. Primero, porque su padre y toda su generación habían pescado así desde niños, cuando había tantas tortugas que parecían una plaga bíblica.

Siempre fue un profesional de la pesca sin remordimientos, hasta cuando expertos del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) llegaron hasta este sector del Pacífico a implementar un programa para bajar la pesca incidental de los reptiles.

Inicialmente no les creyó. Pero entre charla y charla cambió de opinión. Hasta el punto de que hoy es uno de los abanderados de la campaña que trata de convencer al resto de pescadores de la región de que por el bien de todos hay que comenzar a cuidar estos animales, vitales porque controlan la población de medusas o aguamalas, organismos que perjudican la pesca.

Su intento está justificado en cifras. Esa pesca accidental que a él le parecía insignificante, y que captura a cientos de tortugas de manera indirecta en medio de la pesca de dorados o merluzas, ha sido una de las causas de la desaparición del 90 por ciento de los ejemplares de seis especies que habitan en las costas occidentales colombianas.

Se calcula que cada año unas 250 mil tortugas, especialmente las que son conocidas como Caretta-Caretta y Caná, mueren por esas prácticas en todo el Pacífico Oriental, según cifras recolectadas por WWF.

Por eso, Mancilla promueve el cambio de los anzuelos tradicionales, denominados 'J', por unos más 'ecológicos' y a los que técnicamente se les conoce como 'circulares'. Se estima que ese recambio podría reducir hasta en un 90 por ciento la muerte de las tortugas marinas.

Eso lo demuestra un estudio de la WWF y la Comisión Interamericana del Atún Tropical (CIAT) hecho entre México y Perú. Luego de 1.400 viajes en 305 barcos de pesca artesanal con 1.300 pescadores, hubo una reducción del 89 por ciento en la captura incidental de tortugas por cada mil anzuelos circulares.

En Colombia, las estadísticas aún se están completando, pero según Paola Rojas, coordinadora del proyecto para la región de Guapi, la idea es generar un efecto de bola de nieve entre los pescadores para que todos los usen.

Ella calcula que hay al menos medio centenar involucrados con el proyecto.

Francisco Mina, Paulino Perlaza y Maximo Caycedo, tres pescadores de Chamón, un caserío de Guapi, son tres de ellos. Dicen que en otras épocas alcanzaron a capturar hasta 12 tortugas diarias que usaban para comer. "Con estos anzuelos ya no se quedan tanto y la pesca de los peces es más segura", dicen.

JAVIER SILVA HERRERA
REDACCIÓN VIDA DE HOY
GUAPI (CAUCA)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.