Papare,un bello trozo de la historia colonial

Papare,un bello trozo de la historia colonial

En Ciénaga, la puerta de entrada de los primeros esclavos al Caribe es sitio turístico.

27 de agosto 2008 , 12:00 a.m.

Al cruzar por ese arco colonial de la entrada de la hacienda Santa Cruz de Papare se siente la presencia viva del misticismo de los tayronas, cuyos dominios se extendieron hasta estas tierras, y de los colonizadores españoles que besaron estas costas.

La hacienda ha sido testigo de cinco siglos de historia y aún tiene intacto el esplendor de la arquitectura colonial. Es considerada una de las más hermosas, grandes e históricas del Caribe colombiano.
Se encuentra asentada en el municipio de Ciénaga (Magdalena), frente al mar entre los ríos Toribio y Córdoba, que bajan de la Sierra Nevada.

Es una ubicación estratégica, a 45 minutos de Barranquilla y 15 de Santa Marta, que permite a los visitantes alejarse del ruido, pero a la vez estar cerca de todo.

En el siglo XVI Papare entró a formar parte de un sistema económico llamado encomienda y fue adjudicada a título de Cédula Real a Don Toribio de la Torre y López, quien era conde de Santa Cruz. Se convirtió en un eficiente centro manufacturero en el que se producían azúcar y alcohol para la exportación. En los trapiches y en la destilería de la hacienda se produjo el ron Papare, famoso por su aroma y sabor.

Por aquí también ingresaron los primeros negros traídos del África para trabajar en las plantaciones de la zona, que darían origen al mestizaje. Según los registros de la hacienda, en 1808 se alcanzó el número de 82 esclavos.

Para llegar a la edificación, de 350 hectáreas de tierras fértiles, hay que recorrer unos tres kilómetros de caminos que dividen los cultivos de banano y palma de aceite, mientras se ven hombres y mujeres trabajando en el corte y empaque del banano que sale de estas tierras a mercados internacionales. Hay 120 hectáreas sembradas de la fruta, otras 50 de palma y 90, dipuestas para la ganadería.

Los únicos sonidos que retumban en cada rincón son la sinfonía de grillos, el canto de aves furtivas y la brisa que baja de la Sierra Nevada para agitar las hojas de las matas de guineo y palmas de aceite.

Papare conserva antigüedades como muebles, camas, armaduras, vasijas y accesorios tayronas, colecciones de arte y libros en francés. Tiene una espaciosa cocina, comedor de 12 puestos, ocho habitaciones con capacidad para 20 personas, piscina y zona verde con jardines, ideales para organizar matrimonios y cumpleaños, entre otros.

Allí también se organizan caminatas ecológicas, visitas a las plantaciones y cabalgatas por las playas aledañas.

Si usted va

Si viene de Bogotá tome la Troncal de Oriente, al llegar a la Y de Ciénaga (Magdalena), empalme con La Troncal del Caribe como si fuera para Santa Marta.

Entre los ríos Córdoba y Toribio se encuentra Papare.

Hay seis vuelos diarios de Bogotá a Santa Marta, por
Avianca (a las 7:25 a.m., 11 a.m., 1:05 p.m. y 7:30 p.m.) y Aero República (9:20 a.m. y 3:05 p.m.)

La hacienda queda a cinco minutos del aeropuerto Simón Bolívar (Santa Marta).

Los costos varían según la temporada. Para cupos de 30 personas, cuesta unos 17 mil pesos, persona.

El alquiler de la hacienda como hotel, cuya capacidad es de 20 personas, cuesta un millón 500 mil pesos, la noche.
* Info: 315-7604983

LEONARDO HERRERA
Corresponsal EL TIEMPO
Ciénaga (Magdalena)

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.