Nuevo derrame de aceite vegetal en Santa Marta protagoniza la empresa Graneles Líquidos del Caribe

Nuevo derrame de aceite vegetal en Santa Marta protagoniza la empresa Graneles Líquidos del Caribe

Ayer, la compañía debió suspender las operaciones de su terminal luego del accidente ocurrido en la mañana del sábado que le costó la vida al jefe de operaciones y dejó ocho heridos.

24 de agosto 2008 , 12:00 a.m.

El 23 de abril pasado la misma empresa derramó 90 toneladas de aceite vegetal en el mar.

La determinación del cierre la tomó la junta directiva para verificar las condiciones de seguridad en las instalaciones, ya que no descartan una acción criminal.

Alfonso Dávila, uno de los directivos, anunció que no recibirán más productos y evacuarán los que se encuentran almacenados.

El accidente se registró cuando los trabajadores reparaban una válvula que se había reventado, y dejaba escapar gran cantidad de aceite vegetal crudo. Esto socavó las bases de una pared que se vino abajo, allí se encontraba el jefe de operaciones, Wálter Carvajal, quien murió de inmediato al recibir el impacto del muro.

Siete operarios ya fueron dados de alta, mientras que bajo observación médica permanece Pablo Tapias.

Dávila dijo que en esta ocasión se derramaron unas 300 toneladas de aceite, que corrieron por el patio interno del terminal y cinco alcanzaron a llegar al mar. Las pérdidas materiales superan los 1.000 millones de pesos, que se suman a los 2.000 millones que perdieron en el primer accidente.

"La oportuna activación del plan de contingencia logró controlar el vertimiento de aceite crudo al mar. Terlica es la primera entidad interesada en esclarecer las causas del incidente", subrayó la junta directiva, mediante un comunicado en el que les piden a las autoridades investigar si hubo o no manos criminales en este hecho.

El director del Departamento Administrativo de Medio Ambiente de Santa Marta (Dadma), José García, dijo que sería irresponsable decir en estos momentos que la empresa no es competente para operar.

"Es algo que lo dirán los estudios que se realicen en las próximas semanas", agregó.

300 personas de las 500 que aparecen como afectadas por el derrame de aceite, ocurrido en abril, ya fueron indemnizadas, de acuerdo con los voceros de Terlica.

Recuperación demorará hasta 2 años

Un área de 120 metros cuadrados de colonias de corales fue la que recibió el impacto del derrame de 90 toneladas de aceite crudo de palma sobre la bahía de Taganga, ocurrido hace cuatro meses.

Así lo señala un estudio del Instituto de Investigaciones Marinas (Invemar), encargado por las autoridades ambientales de Santa Marta, que además revela que los residuos del aceite que permanecen en la zona continúan descomponiéndose.

El director del Invemar, capitán (r) Francisco Arias Isaza, dijo que la zona afectada durará entre seis meses y dos años para recuperarse.

Invemar también concluyó que el plan de contingencia desarrollado por la empresa no fue el indicado, pues la recolección manual del aceite, por parte de un grupo habitantes de Taganga, generó que las partículas del líquido se dispersaran más hacia colonias de corales que no se habían afectado inicialmente, lo que incrementó el daño ambiental.

LEONARDO HERRERA D.
CORRESPONSAL EL TIEMPO
SANTA MARTA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.