Pombo musical

Pombo musical

15 de agosto 2008 , 12:00 a.m.

"Muy tieso y muy majo", feliz, debe estar, donde se halle, Rafael Pombo, el poeta fabuloso y uno de los grandes del romanticismo, pero, sobre todo, maestro de la literatura infantil. Su obra es la más popular en varias generaciones. ¿Quién, a través de un siglo largo, en la escuelita de vereda o en el colegio citadino, no ha recitado la irónica fábula La pobre viejecita? ¿O quién no ha entonado y dibujado al intrépido y accidentado Gato bandido? ¿O pintado en sus primeros cuadernos a Simón el bobito, "sentado, sentado,/ pescando en el balde de mamá Leonor"? ¿Quién no le puso pantalones cortos y sombrero encintado a Rin Rin Renacuajo? ¿Quién no esbozó una sonrisa al terminar de leer Cutufato y su gato?

Pombo, el genial cachaco, ingeniero y profesor de matemáticas, quien negó eso de que quien es bueno para los números no lo es tanto para la literatura, está hoy más musical y actual que siempre. A los 175 años de su nacimiento, que se cumplirán este 7 de noviembre, parte de su vasta obra, su poesía, sus fábulas, sus retruécanos, que cimientan los valores, está en un CD, cantada y declamada por los más populares y queridos intérpretes colombianos, como Carlos Vives, Juanes, Aterciopelados, Verónica Orozco, Fonseca, Lucía Pulido, Distrito, Dúo Huellas, Guillo Vives, Adriana Lucía, Grupo Cimarrón, Arias & Troller, Santiago Cruz, Iván Benavides, Julio Nava, H2. Este CD tiene el valor agregado de ser un esfuerzo común, desinteresado y generoso. Con el acierto de interpretar lo que fue el poeta: un creador para la idiosincrasia nacional. Porque sus 14 temas llevan diversos aires de la música de esta tierra. Sea en vallenato, la guasca, la salsa, la música llanera, el bambuco...

Esa charla que sostuvieron un día Juanita Santos, presidenta entonces de la Fundación Pombo, y Carlos Vives, que coincidieron en estar pensando ponerle música a la obra de Pombo, se ha hecho realidad. Cuando surgen iniciativas de beneficio general, y se unen esfuerzos desinteresados, los resultados tienen que ser loables. En este caso, los artistas hacen su aporte en forma gratuita y la empresa Familia, con visión y compromiso social, interpretó al poeta, en el Renacuajo paseador: "Estaba en mi oficio, hilando algodón,/ pero eso no importa, bienvenido son". Y patrocinó el proyecto.

Todo esto tiene como bello fin, no solo propagar la obra del genial fabulista, sino que parte de las regalías del CD irán a la Fundación Pombo, que cumple la invaluable tarea de llevar lectura y cultura a las escuelas del país. Es decir, que será un nuevo beneficio para la niñez.

"Mirringa, Mirronga, la Gata Candonga va a dar un convite/, que vengan las Fuñas y las Funfurruñas/ y Ñono y Morroño y Tompo y sus niñas". Que siga el convite con Vives, Juanes y Aterciopelados.../ que miles de niños estarán encantados.

editorial@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.