Otoniel Quintana y su récord de 1.024 minutos sin recibir gol

Otoniel Quintana y su récord de 1.024 minutos sin recibir gol

El ex portero es recordado por los hinchas jóvenes de Millonarios como el técnico 'apagaincendios' del final de la década del 90.

14 de agosto 2008 , 12:00 a.m.

Antes de eso, Quintana, un arquero que llegó a la Selección Colombia y que fue titular en los Juegos Olímpicos de México, en 1968, consiguió una marca que lleva 37 años de vigencia: en 1971, mantuvo el arco de Millonarios invicto durante 1.024 minutos.

Hoy, como entrenador de arqueros del América, cargo que ocupa hace nueve años, Quintana cree que el récord no tiene el suficiente reconocimiento: "Se acuerdan de uno de vez en cuando, cuando algún arquero lleva 800, 900 minutos", dice.

Quintana tiene muchas otras cosas que mostrar, además del récord. Cuando llegó a la Selección de Cauca, el equipo obtuvo por primera vez el campeonato nacional.

Fue campeón con Millonarios en 1972 y con Nacional en 1976. Se retiró en el Cristal Caldas, en 1977.

"Dicen que ahora es difícil que un arquero rompa el récord, que porque los valones son distintos. No sé, en la época de nosotros también era difícil: cada equipo jugaba con un balón diferente. En Millonarios jugábamos con unos brasileños, otros traían argentinos, el cambio se sentía", afirma.

A medida que pasaban los partidos y la marca crecía, la expectativa era grande. "Al comienzo se decía que el récord estaba en 800 minutos, luego que en 1.000, yo acumulaba minutos y aparecían récord nuevos", asegura.

Quintana no olvida el último partido antes de que se acabara la marca. Enfrentaban al Bucaramanga en Bogotá y faltando cinco minutos, el árbitro Gilberto Aristizábal pitó un penalti en contra de Millonarios: "No sé por qué razón lo pitó, no hubo penalti.

Yo le exigí al médico Ochoa que me cambiara, la tribuna comenzó a hacer lo mismo. Le dije de todo a 'Mecato' y no me expulsó. Eso parecía seña de que había un compromiso con alguien de afuera. Víctor Cañón entró por mí y tapó el penalti".

En el partido siguiente, frente al Pereira, el paraguayo Apolinar Paniagua paró el conteo en 1.024. "Decían que el equipo solo jugaba por el récord y eso me trajo un caos interno. Yo perdí motivación. Cuando fuimos a Pereira yo iba con la mente en otra cosa", asegura.

Después de 27 años, Quintana espera que su marca la rompa un arquero colombiano. Dice que Amadeo Carrizo le enseñó muchas cosas, que el mejor técnico que tuvo fue Gabriel Ochoa y que el arquero de hoy que más se parece a él es Agustín Julio.

Mientras enseña sus secretos a los porteros del América, mira cómo su marca, que primero creció en minutos, ahora crece en vigencia.


JOSÉ ORLANDO ASCENCIO
Subeditor de Deportes
josasc@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.