Secciones
Síguenos en:
Columna/Y volver,volver,volver

Columna/Y volver,volver,volver

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
28 de julio 2008 , 12:00 a. m.

 El regreso de vacaciones es una mamera total. Primero, porque los niños, los que pudieron ir a conocer a Mickey y a Winnie Pooh, no superaban los tres años de edad y a la vuelta de un año no recuerdan ni un centímetro del dulce que probaron en esas anheladas vacaciones de magia y diversión. En cambio los papás, que llegan mamados de cargar con la pañalera y los souvenires (léase el portátil de Mickey, la mica en forma de Tigger, el moisés de Nemo o la bicicleta de Buzz Lightyear), no hicieron otra cosa que servir de coteros al mejor estilo de Corabastos en medio de gringos, japoneses y pakistaníes que iban a lo mismo. Y pasará un año y todavía no habrán bajado de peso por las patas de pavo, las tortas de chocolate o las malteadas con papas que se tragaron entre Magic Kingdom y Epcot Center.

Por otro lado, los que vienen de la playa hacia el interior, en especial de playa nacional, traerán los cachetes de un rojo brillante, y después de ocho días chupando sol es cuando se atreven a regresar en bermudas y camiseta al invierno capitalino. Sobre todo sabiendo que estando allá jamás se bajaron de las medias y que el bloqueador no les sirvió ni cinco para ocultarles la cara de muiscas entre tanto caribe. Y si no traen trenzas, no fueron al mar.

Las mujeres, por su parte, que en un principio hicieron dieta para poder ponerse el vestido de baño último modelo, se comieron hasta la saciedad todos los bufetes del hotel y dejaron sin piña colada el bar de la piscina. Ahora miran con odio el diminuto vestido que ya en sus casas, y en la intimidad que da el espejo del baño, les deja salir los gorditos de la cintura y de los brazos. Ah, y le echan la culpa a la altura; sí, porque eso es equiparable a la presión que se les mete a las llantas del carro cuando se sube o se baja de La Línea... Los que fueron a las fincas en los llanos, la región cafetera o a las fiestas de San Pedro en Huila y Tolima, llegarán atiborrados de comida. Léase mamona, yuca, bandeja paisa, mazamorra, café, insulso, lechona y aguardiente. Y como paseo sin trago en este país no es paseo, arderán en el infierno de una gastritis al combinar la magia del marrano con el dulce anisado de dos botellas que los tienen fuera de sí, con un guayabo 'adánico' (es decir, ese que lo pone a uno a andar en bola por la casa, rascándose las nalgas y con amnesia temporal de la bebeta...)

Los más afortunados de estos grupos llegarán con raspones de hacer 'rapel' o de tirarse en una tarabita inestable para ver los cultivos de café, o picados de moscos llaneros que en vez de aguijones tenían lanzas como los centauros del ejército libertador... y en su defecto, con un lindo recordatorio de las selvas del oriente: un nuche incrustado en la piel como si fueran mamás canguro de un insecto que comió durante sus vacaciones de su sangre y sus entrañas... ¡Qué bella es la naturaleza!

Los más ecológicos traerán fotografías de un chorro natural de agua cristalina ubicado a siete metros de altura en las montañas de Colombia y que por la felicidad de encontrarlo y de disfrutar de sus aguas, les costó la congelación de los dedos de los pies durante tres días. Menos mal la amputación no les dolió, como sí haber botado dos tarjetas de la cámara, ¡carajo! Y por último estamos los que no salimos, por trabajar precisamente y que pudimos disfrutar de una ciudad no tan vacía pero sí llena de tranquilidad por un ratico. Esas vacaciones sin riesgo, sin quemaduras y sin gastar más con la tarjeta de crédito para alimentar a los bancos, nos dan la sensación de que el mejor plan fue... ¡no tenerlo!

POR SANTIAGO RODRÍGUEZ

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.