Secciones
Síguenos en:
El nuevo Hollywood

El nuevo Hollywood

Equívocos y trampas en que se mueve la tendencia predominante el cine actual.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
25 de julio 2008 , 12:00 a. m.

Hollywood, tanto el viejo como el nuevo, se asocia con espectáculo, altos presupuestos, superproducciones ('Blockbuster') y cine de género. Asimismo con diversión, acción, evasión pura y, sobre todo, entretenimiento asegurado.

Una diversión que resulta más atractiva en tanto ofrece al espectador la posibilidad de abandonar este mundo, de huir a uno mejor. Podría decirse que es una especie de  síndrome de Oz, escapar como lo hace Dorothy, la joven protagonista de 'El mago de Oz', de una realidad en blanco y negro a un mundo lleno de color; para luego concluir que el mundo real está muy bien así. O sea, que todo cambie para que todo siga igual.
Es ahí donde, precisamente, el entretenimiento se convierte en ideología. En un estado tan comúnmente aceptado, que para la mayoría pasa desapercibido.

Es el entretenimiento como marca de fábrica de unas ideas y de unos valores  dominantes, de una manera de concebir el mundo y de abordar los aspectos más importantes de la vida de un ser humano. El nuevo Hollywood se rige por una especie de ley de contrarios que hace que sus productos vayan del exceso a la escasez: un cine grande en presupuesto, duraciónespectáculo, con innovaciones tecnológicas ultraavanzadas y que, al mismo tiempo, exhibe una gran pobreza narrativa, en la  Creación de personajes (viejos héroes que desempolvan sus armaduras) y en su estética (la de la publicidad), limitado a fórmulas gastadas y estereotipos, con una ideología
ultraconservadora.

Se tiende a pensar que las películas comerciales son populares, intrascendentes e inofensivas. Pero resulta que no existen imágenes inocentes, como tampoco lo es ningún medio de comunicación. La apariencia frívola, superficial y ligera de las películas comerciales esconde una gran carga ideológica. El cine del 'nuevo-viejo' Hollywood no es más que autopromoción, publicidad de su estilo de vida, de un sistema y de un país, E.U., vendido como el mejor del mundo.

Los éxitos de taquilla de esta última temporada como 'Iron Man' ensalzan la superioridad, el poder sobrehumano, la superarmadura, 'Jumper' es el joven que no conoce límites, ni las consecuencias de sus acciones, además tiene el don de la teletransportación, 'John Rambo', es un supersoldado, experto en supervivencia e 'Indiana Jones' es el viejo colonizador en busca de tesoros. Todos tienen en común que son 'los elegidos', hombres con el poder y la fuerza. E, igualmente, legitiman y proclaman la violencia, las armas y el poder como los únicos medios para obtener algo. Pero si por el cine de adultos llueve por el de niños
no escampa: El cine infantil bajo su apariencia doblemente inofensiva, promueve asimismo, una filosofía individualista, donde es válido sacar provecho por cualquier medio y donde se promueve el egoísmo, la crueldad y la agresividad.

Además de la negación de la naturaleza humana, a través del culto a los superhéroes. Como afirma el director alemán Wim Wenders: "En última instancia todos los filmes son políticos, sobre todo los que no quieren serlo.

Por ejemplo, los realizados para el gran público, porque frenan cualquier idea de cambio. Cada secuencia nos dice que todo es perfecto. Son pura publicidad para las ideas existentes". Por eso, frente al argumento de que el cine comercial sólo tiene como aspiración divertir, hay que decir: tiene un mensaje y sí importa, tiene trascendencia y sí afecta al espectador (Celestino Deleyto: 'Ángeles y demonios en el cine contemporáneo').

Este autor propone entonces al espectador dejarse llevar por la película y a la vez resistirse a su embrujo, identificarse y separarse, aprovechar lo que la película ofrece y observar lo que oculta, confiar en ella y ponerla permanentemente en duda. En suma, una actitud abierta, crítica y activa.

Por Martha Ligia Parra
crítica de
cine y docente.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.