Secciones
Síguenos en:
Aparece enterrado de cabeza directivo de una 'pirámide' de Popayán

Aparece enterrado de cabeza directivo de una 'pirámide' de Popayán

El hallazgo se produjo en una casa de esterilla en un extremo del jarillón del río Cauca, oriente de Cali. Tenía poco más de un millón de pesos en un bolsillo del pantalón.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
22 de julio 2008 , 12:00 a. m.

Fue identificado como Carlos Gerardo Uzuriaga Agredo, quien figura como dueño de Inversiones Alina, quien fue visto por última vez el viernes pasado cuando cerró la oficina en la capital del Cauca. 

El Cuerpo Técnico de Investigación logró la identificación del hombre, de 42 años, quien presentaba una herida de bala en la cara.

A las  7:30 a.m. de la mañana del  lunes se reportó el hallazgo del cadáver en una vivienda de la calle 120 C con Carrera 20, barrio Decepaz. 

Estaba sepultado de cabeza en un hueco de unos dos metros de profundidad. Los pies, con sus medias, se veían en el lugar cuando llegaron las autoridades.

La Alina había abierto sus puertas el 14 de julio pasado en el barrio Las Américas, en Popayán. 

Ayer corría el rumor en Popayán que los dueños de esa firma habían huido.

En los últimos días se han formado alborotos y reclamos por líos y violencia alrededor de siete captadoras de dinero por lo que serían estafas que sumarían unos 60.000 millones de pesos en los úktimos dos meses. 

El secretario de Gobierno de Popayán, Óscar Fredy Paz, dijo que los 'ahorradores' se encontraron el lunes con que nadie los atendía para recibir ganancias ofrecidas del 120 por ciento sobre sus depósitos.

En poco más de dos meses se han registrado ocho hechos violentos alrededor de 'pirámides'.  El 6 de mayo en una casa céntrica de Pasto fue degollada Omaira Cenelia España Burbano, de 42 años, cuyo hermano Segundo era socio de la captadora 'Red Line', que cerró días antes cerró la oficina a unas cuadras de allí y desapareció.

El 7 de junio un ex policía que estaba encargado de una oficina en Consacá y murió baleado cuando se dirigía hacia Pasto en un carro. Le quitaron unos 100 millones de pesos.

Y el 10 de julio desapareció Wilson Obando, uno de los socios de una captadora de dinero, con lo que se habría consumado una estafa de 5.000 millones.

El viernes en Timbío se produjo una asonada en la cual fue destruida una casa e incendiado un carro cuando los depositantes advirtieron que no estaban los inversionistas.

Esta mañana se reportó una posible estafa en el municipio de Ipiales, donde el monto sería de 6.000 millones. 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.