Secciones
Síguenos en:
Un aerosol que limpia el fútbol (opinión)

Un aerosol que limpia el fútbol (opinión)

¿Cuántos tiros libres hay en un partido de fútbol? Hablamos de los cercanos al área, con olor a gol. ¿Cuatro, cinco...? ¿Cuántos hubo en los últimos 40 años...?

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
21 de julio 2008 , 12:00 a. m.
Miles fueron goles (sólo en esta última Copa Libertadores se marcaron 28 tantos de tiro libre). Otros miles se malograron por el adelantamiento de las barreras. Es geometría simple: tomemos una pelota que rozó en la barrera y se incrustó en un ángulo; si esa pared humana se adelantaba apenas un paso, el balón pegaba en la cabeza del defensor y se desviaba.

¿Se imaginan a Zico con un lanzamiento frente a una barrera reglamentariamente ubicada a 9 metros 15...? De cada diez disparos hubiese embocado, mínimo, seis. ¿Y Nelinho, aquel sensacional rematador del Cruzeiro...? Y el chileno Jorge Aravena... El mismo Maradona... El uruguayo Bengoechea, eximio colocador desde el borde del área... Los actuales Rubén Darío Bustos y Juan Román Riquelme. A 9 metros 15 la pelota tiene espacio para elevarse, eludir el vallado y bajar hacia el arco.

La picardía nos escamoteó innumerables festejos y emociones. Y si hoy las barreras se adelantan, antes directamente salían a trabar con el ejecutor. No había control. Decenas de historias se hubiesen escrito diferente de no haber mediado el adelantamiento de las barreras y la pusilanimidad de los árbitros para erradicarlo.

El tiro libre es un arma valiosa. Ya lo vimos en esta Eliminatoria: dos cobros de Bustos le dieron a Colombia 6 puntos y pueden significar su boleto al Mundial. Sobre todo porque definieron partidos complicadísimos.

Pues bien, el fútbol argentino pondría a prueba en su torneo de segunda división (Nacional B) una iniciativa del periodista Pablo Silva: un spray para marcar la distancia en los tiros libres.

"Se trata de un líquido gaseoso no contaminante de color blanco", explica Silva. Es bien visible: "Tiene de 10 a 12 centímetros de grosor y desaparece entre 45 segundos y 2 minutos después de aplicado", amplía.

El árbitro hará dos rayas, una donde va la pelota, la otra como límite para la barrera. El spray vendrá en un pequeño aerosol que no será una carga para el juez, será como portar las tarjetas, el silbato o la libreta. Lo llevará enganchado en el pantalón con un accesorio parecido al porta-celular.

Horacio Elizondo, ahora director del arbitraje argentino, aprobó su implementación. Como aquella de los tres puntos al ganador, es una idea práctica, simple y concreta. Y sin tocar el reglamento. Debería funcionar.

Jorge Barraza
Para EL TIEMPO 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.