Secciones
Síguenos en:
Lula en Colombia

Lula en Colombia

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
18 de julio 2008 , 12:00 a. m.

Los más de 1.600 kilómetros de frontera amazónica entre Colombia y Brasil han constituido más que una difícil barrera geográfica. De los países vecinos, Brasil es el más lejano y extraño en la mente de los colombianos, pese a su importancia creciente, que a menudo no se percibe cabalmente. Todo esto a pesar de que los brasileños constituyen la economía más poderosa y desarrollada del subcontinente.

Con esto en mente, se reúnen este fin de semana el presidente Álvaro Uribe y su homólogo Luiz Inácio Lula da Silva, en una visita que lo llevará de Bogotá a Leticia. La agenda comercial y de negocios es el tema principal de esta cumbre colombo-brasileña.

No sorprende que ambas delegaciones tengan en la mira estimular el intercambio. Las exportaciones a Brasil están aumentando -de 190 millones de dólares en el 2006 a 470 millones-, pero el déficit para Colombia, que en el 2007 importó de allí casi 2.400 millones, es creciente. Y a Brasil se destina apenas 2,2 por ciento de las ventas externas colombianas. Por su parte, Brasil ha hecho inversiones importantes: Votorantim, en Paz de Río, y Petrobras, en el área petrolera, son ejemplos, sin hablar de Germán Efromovich, en Avianca.

La información de que en la visita se firmaría un eventual acuerdo binacional en materia de defensa añade un elemento interesante. La frontera compartida es territorio propicio para el tráfico de armas y drogas. Que las fuerzas militares de Colombia y Brasil "compartan información, promuevan la venta de equipos y realicen ejercicios conjuntos", como se informó, sería un avance en una relación de seguridad ya bastante activa. Y sería un contrapeso a las tensiones con otros vecinos como Ecuador y Nicaragua. Brasil es hoy un jugador internacional de peso y vocero respetado de los países pobres en los foros de las naciones más desarrolladas.

Es apresurado hablar de un eje Bogotá-Brasilia frente a Quito-Caracas-Managua, pero la visita de tres días de Lula da un respiro a la agenda exterior del Gobierno, marcada por choques y declaraciones altisonantes. Además, envía el claro mensaje de que Colombia no está tan aislada en el ámbito latinoamericano y que, a pesar de las diferencias entre Lula y Uribe, las agendas comerciales y aun las de defensa tienen espacio en las relaciones con el país más grande de Suramérica. Por eso, será bien elocuente ver al antiguo sindicalista en la tarima con Shakira, en el concierto del 20 de Julio en Leticia.

editorial@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.