Secciones
Síguenos en:
Editorial

Editorial

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
17 de julio 2008 , 12:00 a. m.

Antes de anunciar lo que les preparamos en esta edición, desde estas páginas queremos aprovechar para enviar toda nuestra solidaridad a las personas que aún se encuentran secuestradas. Hace poco toda Colombia recibió la gran noticia de la liberación de Íngrid y de otras 14 personas que estaban lamentablemente retenidas desde hace varios años.

La nueva nos emocionó, pero la alegría no es del todo completa, pues muchos continúan en la misma situación, por lo que desde aquí queremos decirles que los seguimos esperando y que seguimos orando porque pronto sean libres nuevamente.

A ellos, los que todavía permanecen secuestrados, les decimos que Colombia los sigue recordando y añorando.

Para esta edición les traemos a la Toya Montoya, que antes de irse a vivir a España accedió a acompañarnos en nuestra portada.

La Toya, por consenso general y según nuestra encuesta casera (que incluyó opiniones de amigos, portero y hasta la señora que vende las empanadas), es quien tiene el mejor pelo en Colombia, por eso ella, con su perro, el Flaco abren este segundo especial peludo, que viene lleno de pelos y señales... Para cuidar el pelo, valga la redundancia. Que C lo disfruten.

POR ISABELLA SANTO DOMINGO

Enredados

El chihuahua lazarillo

Se encuentran dos amigos, uno con un doberman y otro con un chihuahua. El del dobermann le dice al del chihuahua:

'Oye, vayamos a comer a ese restaurante'.

El del chihuahua dice: '¡No podemos ir allí. Estamos con nuestros perros!' El del doberman le responde: 'tú solo sígueme y verás'.

El dueño del doberman se pone unas gafas negras y entra al restaurante. Lo recibe el gerente, quien amablemente le indica que no aceptan mascotas.

'Usted no entiende... es mi perro guía, mi lazarillo'.

'¿Un doberman?' le pregunta asombrado el gerente.

'Sí, están entrenando esta raza desde hace poco, son muy buenos'.

'Si es así, sea usted bienvenido', le dice el gerente.

Habiendo visto todo esto, el dueño del chihuahua piensa: 'si a mi amigo le ha dado resultado... ¡yo también entraré!'. Se pone un par de gafas negras y entra al restaurante.

'Disculpe, caballero, pero no aceptamos mascotas en nuestro restaurante', le informa el gerente.

El del chihuahua le dice: 'Usted no entiende, él es mi perro guía'.

¿¡Un Chihuahua!? Le pregunta azorado el gerente, a lo que el otro le responde...'¿Quiere usted decir que me han dado un chihuahua?

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.