Secciones
Síguenos en:
Reforestación gubernamental en México se hace con cáctus en un 49 por ciento, según Greenpeace

Reforestación gubernamental en México se hace con cáctus en un 49 por ciento, según Greenpeace

Criticaron, además, según sus propios cálculos, que la tasa de supervivencia de los árboles plantados es solo 10 por ciento y el 90 por ciento de ellos mueren a menos de un año de la reforestación.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
10 de julio 2008 , 12:00 a. m.

Durante una demostración en el zócalo de la capital mexicana, en la que activistas colocaron 200 arboles sobre igual número de ataúdes de cartón con la leyenda "víctima de Proárbol", integrantes de la organización calificaron de "verdadero fraude forestal" el plan nacional de reforestación, Proárbol, del presidente mexicano, Felipe Calderón.    

De los 253.208.685 arboles plantados en las campañas de reforestación en 2007, el 49% corresponden a nopales forrajeros, el 1,6% a agaves y magueyes y el 1,49% a especies exóticas, indicó el coordinador de la campaña de bosques de Greenpeace, Héctor Magallón, citando datos de la Comisión Nacional Forestal (Conafor).    

Estas plantas son "especies no forestales o inadecuadas para el país, ya que son ajenas a los ecosistemas que se pretenden restaurar", agregó.    

Por su parte, la directora de Greenpeace en México, Patricia Arendar, señaló que es "ridículo utilizar especies que sirven de forraje para ganado, como el nopal (un tipo de cactus), o para hacer pulque o mezcal (bebidas alcohólicas típicas), como el agave y el maguey".   

El Gobierno mexicano tiene el objetivo de plantar 280 millones de árboles este año, para comenzar a revertir la deforestación que afecta al país, que en 2007 perdió 316.000 hectáreas verdes, según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).    

El Ejecutivo espera conseguir que para 2030 el país ya no pierda terreno verde cada año, un problema causado principalmente por la tala ilegal, el cambio del suelo para usos agrícolas e incendios, y la concesión indiscriminada de permisos a empresas madereras.    

La meta fijada por el momento es la de plantar 1.500 millones de árboles hasta 2012. A juicio de Arendar, el Gobierno está "manipulando las cifras" con el fin de "tener impacto mediático, a costa del medio ambiente y de los bosques".    

Arendar precisó que el Gobierno mexicano debe darle prioridad al manejo sustentable de los bosques por parte de las mismas comunidades que los habitan, y dejar de "tirar el dinero a la basura".

EFE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.