Secciones
Síguenos en:
Edificaciones dañadas son analizadas por la Alcaldía

Edificaciones dañadas son analizadas por la Alcaldía

Los nuevos muros de la escuela Policarpa Salavarrieta serán derribados y construidos de nuevo, anunció el alcalde de Villavicencio Héctor Raúl Franco Roa.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
07 de julio 2008 , 12:00 a. m.

El mandatario villavicense reconoció que el problema de la infraestructura escolar en el municipio es "bastante complejo" y sobre el cual su administración está trabajando para encontrarle una salida definitiva.

Aclaró que el panorama se registra desde antes del sismo del pasado 24 de mayo y cuyo fenómeno contribuyó a agravar el estado en colegios como la sede de Mesetas, de la institución educativa Francisco Arango; la escuela Policarpa Salavarrieta, de la Unidad Educativa General Santander, y el Francisco José de Caldas.

"El municipio asumió la responsabilidad de manejar la educación sin tener en cuenta el estado de su infraestructura", dijo el mandatario.

Añadió el gobernante de los villavicenses que "ahí se actuó con un muy alto grado de responsabilidad y apresuramiento".

La responsabilidad de manejar la educación la asumió Villavicencio por disposición de la Ley 115 del año 2002 en la que se estipuló que a partir de ese año las ciudades capitales departamentales y las ciudades que tenían más de 100 mil habitantes, debían administrar la educación.

Hasta antes del año 2002, la administración de gran parte de los colegios y escuelas que funcionan en la capital del Meta estaban a cargo del departamento y de ahí pasaron a manos de Villavicencio.

Sin embargo, hoy en día muchos de los colegios y las escuelas de Villavicencio aparecen en las escrituras como de propiedad del departamento.

El alcalde Franco Roa dijo que en estos momentos se lleva a cabo una evaluación de las urgencias que tienen las distintas escuelas y colegios a fin de diseñar un plan encaminado a solucionar esas dificultades.

Según anunció el alcalde antes de que finalice el año la escuela Policarpa Salavarrieta de la Unidad Educativa general Santander, tendrá nuevos muros de encerramiento que reemplazarán a los actuales que están a punto de caerse.

A causa de esa situación las directivas de la Policarpa Salavarrieta, prohibieron a los niños, especialmente a los de kinder, hacer uso de los juegos instalados muy cerca del muro que está a punto de colapsar.

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.